La solidaridad, también imprescindible para mejorar en el deporte

Gracias a ella podemos sentirnos mejores corredores, mejores personas y nos ayuda a bajar nuestros registros en carreras posteriores.

Disfrutar de pararnos a saludar a un amigo en mitad de una serie o bajar el ritmo para acompañar a ese compañero que ya no puede más nos hace mejores corredores, mejores personas y nos ayuda a bajar nuestros registros en carreras posteriores.

Quizá con esto de cumplir años me esté volviendo un romántico de este deporte del running, porque hay cosas que ahora valoro mucho más de lo que lo hacía unos años atrás.

Ayer, mientras hacía una de mis habituales salidas, me ocurrió algo que me llamó poderosamente la atención. Me crucé con una de las personas con las que he compartido cientos de kilómetros y, por tanto, conversaciones, intimidades, éxitos y dolores varios... Me alegré al verlo aparecer corriendo hacia mí. Cuando llegó a mi altura, un hola y adiós. Me señaló su reloj como diciendo que estaba en una serie y que no podía parar. Hacía un par de años que no nos habíamos visto y mi cuerpo se manifestó con una emoción de asombro que parecía no terminar.

547463 10151708385955779 1075277709 n (2)

Es cierto que en ocasiones nos obsesionamos con los entrenamientos y no somos capaces de ver con la perspectiva adecuada. Tengo la seguridad de que saludar a un amigo o a una persona importante en tu vida es mucho más saludable que interrumpir una o cien series de entrenamiento. Pero de eso estoy seguro yo.

El ejercicio nos debe ayudar a mejorar nuestro nivel de vida y no al revés... No debemos mejorar el ejercicio a costa de no saber qué es lo importante en la vida. 

Los corredores generalmente pensamos y vivimos de forma diferente al resto de la sociedad. No damos crédito a los desahucios que se están produciendo en este país, cuando se valora más pagar a un banco que dejar a unos seres humanos en la calle y sin hogar. Nosotros no dejamos abandonados a nuestros compañeros cuando ya no pueden más. Preferimos bajar el ritmo y acompañarles hasta donde nos lo pidan. Ha sido siempre así y espero que siga siendo de esta forma.

1620806 4624399623311 5367443849387010442 n

Me preocupa que la conciencia social de pasar de los demás sea tan grande, que ya ni salir a correr nos ayude a mantener un equilibrio entre nosotros y nuestro entorno. Que no sepamos separar lo importante de lo esencial, el querer del amar o el compañerismo de la amistad.

La mayor fortaleza de un corredor está en hacer entrenamientos desde un equilibrio total, teniendo en cuenta todos los componentes que intervienen en el proceso. Entrenar en exceso, no descansar lo suficiente u obsesionarnos por conseguir más y más marcas puede tener consecuencias que no esperamos.

Un sobreentrenamiento, por ejemplo, puede llegar a producir una fatiga constante, cambios importantes de humor, pérdida del apetito sexual, cambios en los patrones menstruales, trastornos del sueño o alteraciones del ritmo cardíaco... por indicar unos cuantos dentro de este proceso. Y hablamos tanto a nivel muscular como a nivel inmunológico y hormonal.

Por tanto, el running, que tiene unos grandes y excelentes beneficios, puede volverse en nuestra contra cuando dudamos de nuestros criterios personales, humanitarios, solidarios, sostenibles, etc. y favorecemos otro tipo de criterios más egoístas, egocéntricos e individualistas.

Estoy seguro de que practicar los valores que todos hemos conocido dentro del deporte puede hacer que mejoremos nuestras marcas, aun con menores entrenamientos, aun parando a saludar a un amigo en mitad de una serie, aunque disminuyamos nuestro ritmo para acompañar a alguien que no puede más... porque tendremos una mejor valoración de nosotros mismos, nos sentiremos seguros de lo que es importante en la vida y cada oportunidad que tengamos de hacer un acto de solidaridad a este nivel será un verdadero regalo que nos hace esta vida para sentirnos mejores corredores. 

Los mejores corredores de toda la historia de la humanidad, aunque quizá nunca ganemos el maratón de Nueva York.

10514558 10201461266171965 1635640302830749613 n

Fuente:  Juan Solbes

Opiniones (0)
17 de agosto de 2018 | 12:31
1
ERROR
17 de agosto de 2018 | 12:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"