A pedalear mejor y rendir más en la bici con estos consejos

Una pedaleada inteligente te permitirá ganar tiempo, hacer menos esfuerzo y rendir más.

 Puede que las bicis eléctricas estén de moda pero todavía no podemos jubilar la trinidad que forman plato, pedal y cadena.

En el ciclismo de carretera la técnica de pedaleo es vital pues es fundamental extraer el máximo partido a cada movimiento. En mountain bike el pedaleo es más un medio para conseguir un fin, una herramienta que nos permite llegar a nuestros descensos favoritos.

Sin embargo, igual que nuestros hermanos que practican en la carretera, una pedalada correcta supondrá una gran ayuda a la hora de practicar el mountain bike. Aquí te explicamos cómo mejorar tu cadencia.

Ajustar las posición de los pedales es fundamental
1. Posición en la cala

La posición de tu pie es vital, una mala postura puede causar serias molestias.

Apoya tu pie a la altura del metatarso y muévelo un poco hacia delante y detrás hasta encontrar la posición ideal. Puedes utilizar un rotulador para marcar la posición exacta donde debe ir la cala.

Captura de pantalla 2017 06 03 07.26.03
2. El asiento debe ir a la altura correcta.

Para sacar todo el partido a la pedaleada debes estar sentado a la altura ideal. Cuando estés sentado tus piernas deben poder moverse en toda la circunferencia de manera natural, sin que tengas que estirarte, de lo contrario perderás potencia y equilibrio. Si estás sentado demasiado abajo podrás sufrir dolores de espalda y si vas muy alto te molestará la ingle.

Captura de pantalla 2017 06 03 07.26.14
3. El cambio correcto

Ir con el piñón y plato correcto supone una gran diferencia, pues ello te ayudará a llevar un ritmo eficaz.

No debes ir con una marcha que sea muy dura y que apenas puedas mover, ni con una muy suave que te lleve a pedalear a toda velocidad. Si tenes que ascender una pronunciada cuesta entonces sí que deberás usar la posición más suave para que el esfuerzo no llegue a bloquearte. Cuando hay un cambio brusco en el terreno (una subida o una bajada) acostúmbrate a cambiar de plato y piñón con rapidez para tener la marcha ideal en cada situación.

Captura de pantalla 2017 06 03 07.26.26
4. Redondo, redondo

El movimiento rotatorio que haces al pedalear es otro aspecto clave, pues de él dependerá la eficiencia y la energía que te propulse hacia delante.

Hay que pedalear hacia abajo pero esta fase realmente comienza cuando tienes la pierna en la posición de las 10 en punto. Más que dar un golpe seco hacia abajo es primordial mantener un movimiento giratorio fluido.

Uci cairns 2016 xco sabine spitz

Fuente: Ric McLaughlin

Opiniones (0)
22 de julio de 2018 | 12:04
1
ERROR
22 de julio de 2018 | 12:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"