Reconocen que no se tiene en cuenta el Plan de Seguridad

El titular del Consejo Asesor aseguró que, si bien Cobos había mostrado voluntad, el informe nunca fue aplicado ni se llevaron a cabo las recomendaciones hechas. 
Sin embargo, Godoy Lemos suavizó  sus dichos  y defendió la postura que el Ejecutivo lleva adelante en materia de seguridad al decir que \"desde 1998 hasta hoy, es la única gestión que pretendió llegar al fondo de la cuestión\"

Ninguna de las propuestas hechas por el Consejo Asesor de Seguridad de la provincia fueron implementadas por el gobierno. Hasta el momento, el trabajo conocido como Plan Integral de Seguridad se limitó a presentaciones formales y protocolares, como la declaración de “interés público” del documento que hizo la Legislatura o la entrega del trabajo final al gobernado Julio Cobos el 6 de julio.

A pesar de esta situación, Roberto Godoy Lemos, cabeza visible del Consejo, defendió la postura que el Ejecutivo lleva adelante en materia de Seguridad y dijo que “desde 1998 hasta hoy, es la única gestión que pretendió llegar al fondo de la cuestión”.

Para Godoy Lemos, ese “fondo” está vinculado con reformas necesarias en los “ámbitos policiales, judiciales, penitenciarios y sociales”. Se trata de un postulado que el abogado repite en cada declaración pública para explicar de qué se trata el informe que, magnifica, “tiene quinientas páginas”.

Sin embargo, fue Cobos quien se encargó de dar marcha atrás con la reforma policial iniciada en la década del ’90, durante el gobierno de Arturo Lafalla. Apostó a devolverle la conducción policial a los uniformados, recicló viejos comisarios con pasados cuestionados y soportó que, como respuesta directa, aparecieran casos de “gatillo fácil” con una frecuencia alarmante.

“Nos volvimos a juntar esta mañana para ver qué se hace ante esta nueva situación de crisis”, señaló Godoy Lemos. La conclusión de esta reunión fue previsible: salvo el cambio de ministro –como ocurrió en situaciones similares- la orden principal fue potenciar los operativos de patrullaje y sumar presencia policial en la calle, especialmente, en los barrios considerados conflictivos.

Las manifestaciones encabezadas por sacerdotes y por referentes de la sociedad civil especializados en Seguridad, quienes reaccionaron la falta de políticas integrales, tampoco tuvieron eco. Si bien el ministro Alfredo Cornejo trató de alejarse de la imagen de “mano dura” con que asumió en abril, y reconoció que para recuperar los niveles de seguridad de hace 25 años hace falta implementar planes que no sólo contemplen la presencia policial, sino un trabajo coordinado con otros sectores del Estado, por el momento no existe ningún trabajo en común entre las áreas que deberían abordar esta problemática.

“Ya se lo pedimos por escrito al gobernador. Necesitamos una comisión ejecutiva que esté integrada por Seguridad, Educación y Desarrollo Social. También es cierto que nuestro diagnóstico no es del todo válido sin una encuesta de victimización. Pero ya nada de eso depende de nuestra voluntad”, se resignó Godoy Lemos.

“Dicen mucho, pero hasta el momento no vemos nada. A nosotros la única línea que nos bajaron es que trabajemos con lo que tenemos y evitemos las quejas”, reconoció un efectivo de Investigaciones

“La intención es aguantar la situación hasta octubre. Por eso lo único que hacen es tratar de salir del paso”, criticó el senador Daniel Cassia, miembro de la bicameral de Seguridad, quien apuntó a la falta de un plan de Seguridad con lineamientos claros. “Si eso no existe, tampoco pueden se pueden aplicar planes de contingencia frente a casos de alta conmoción social”, apuntó.

Opiniones (0)
22 de julio de 2018 | 14:31
1
ERROR
22 de julio de 2018 | 14:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"