Trucos mentales para correr la MIM, Maratón Internacional de Mendoza

A casi 40 días de la MIM, las maratones no sólo son un reto físico, sino que también exigen una preparación mental: será tu cabeza la que te ayudará a correr más tiempo.

Además de seguir adelante en momentos adversos y de mucho cansancio. Cómo ganar la batalla y legar a la meta.

Estamos a casi 45 días de una nueva edición de la MIM, posiblemente sea tu primer maratón o quizás quieras mejorar tu tiempo. Algunos consejos de como lograr el objetivo y si aún no te inscribiste, podes hacerlo en www.maratondemendoza.com

13063485 476938049177947 191547761568205835 o

Conversa con vos mismo

Durante la carrera, "charlá" con vos misma. Insistí en la idea de que no estás físicamente cansada, sino que es sólo una fatiga mental. Repetite tus "mantras", esas frases motivadores que sabés que te hacen efecto y son especiales para estos momentos y no tienen que ser necesariamente sobre running. Son muy simples, sólo tenés que probar cuáles son los que mejor te funcionan. Por ejemplo: "¡yo puedo!", "soy una corredora", "un paso a la vez", "me siento bien"... Elegí el tuyo

Dividí tu recorrido

¿Conocés el "solo por hoy", frase que suele usarse para dejar de fumar? Adaptalo a tu carrera y dividí el trayecto en pequeñas distancias. No pienses en lo mucho que tendrás que correr para alcanzar la meta, focalizate en los pequeños logros, en dos, cinco, diez cuadras. Así te resultará más manejable la travesía.

13072665 476934195844999 9149885721705154120 o

Pensá por fuera de tu propio cuerpo

Intentá trabajar con tu mente y que ésta se salga de tus sensaciones corporales, llevala más allá de eso. Tratá de focalizarte en lo que hay a tu alrededor, mirá a los otros corredores, y olvidate de los dolores que te aquejan.

Dejá fluir tu mente

Cuando sientas que ya no podés más, imaginate que sos una atleta olímpica. Vas hacia la meta, corrés elegante, relajada. Pensá en la gente que hay a tu alrededor. No estás donde estás, por un rato, estás en ese recorrido imaginario.

¡Entretenete!

Proponete algunos tópicos y usalos durante la carrera. Por ejemplo, contá cuántas corredoras llevan zapatillas de colores flúo, o cuántos llevan gorrita, o enumerá los carteles o las banderas de publicidad que aparecen al costado del camino, o los autos de un determinado modelo...

* ¿Qué vas a hacer después?

Organizá tu día, tu semana. ¿Qué vas a comer? ¿Con quién te encontrás? Pensá en todo lo que vas a hacer después de la carrera.

Recordá lo bien que se siente llegar

Sobre todo cuando recorrés distancias largas, no pierdas de vista cuán orgullosa te sentís al cruzar la línea de llegada. Si estás en una competencia, imaginate ganar, motivate con la imagen de tus seres queridos esperándote en la meta, pensá en la medalla que podés ganar.

13087199 476940079177744 6006800228012336126 o

No es fácil, ese es el desafío

¿Por algo no todo el mundo corre maratones, no? Porque se requiere entrenamiento y cierto estado físico. Entonces, recordá que este es tu desafío, tu desafío personal. Si fuera fácil, dejaría de serlo. Las dificultades van a surgir, pero harán que el recorrido -y el logro- valga más la pena.

Es posible que no todos estos trucos te sirvan. Probablemente, algunas personas pongan en práctica los mantras, mientras otros sólo piensen en llegar. Probá y encontrá el tuyo.

Guillermo Morsella en la Maraton MIM

Opiniones (0)
22 de mayo de 2018 | 19:29
1
ERROR
22 de mayo de 2018 | 19:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"