Papeleras: La Haya aceptó el pedido de réplica de la Argentina

La Corte Internacional de Justicia decidió aprobar el pedido argentino contra Uruguay, en el marco de la causa abierta por la instalación de la pastera de Botnia en Fray Bentos.  Esto le da un plazo de cuatro meses al gobierno para que presente una "réplica" contra Uruguay.

La Corte Internacional de Justicia de La Haya otorgó hoy un plazo de cuatro meses al gobierno argentino para que presente una "réplica" contra Uruguay, en el marco de la causa abierta contra la instalación de una planta pastera de la compañía Botnia en Fray Bentos.

Una fuente de la Corte informó a Télam sobre el dictamen y agregó que a partir de esta "réplica", Uruguay tendrá un plazo semejante para hacer un descargo con formato de "dúplica".

La comunicación del máximo tribunal de justicia de La Haya se formalizó en la Embajada de Argentina ante los Países Bajos y habilitó una nueva instancia en el proceso abierto por Argentina contra Uruguay, con eje en Botnia.

Argentina considera "ilegítimo" el emprendimiento finlandés-uruguayo en Fray Bentos, porque sostiene que el gobierno de Tabaré Vázquez "violó el Estatuto del río Uruguay" para validarlo "unilateralmente".

Por medio de la consejera legal de la Cancillería, Susana Ruiz Cerruti, Argentina solicitó el miércoles pasado la posibilidad de una "réplica" a la "contra memoria" en la que Uruguay se defiende de la acusación argentina.

Es que Argentina desea "aprovechar todas las oportunidades procesales" que le permitan añadir pruebas en su acusación contra Uruguay.

Ruiz Cerruti hizo el trámite ante la presidenta de la Corte, Rossalyn Higgins, y la contraparte en el pleito, el embajador uruguayo Héctor Gross Espiell.

El gobierno argentino volvió a La Haya con la misma certeza inicial, que Uruguay violó el Estatuto del Río Uruguay al permitir unilateralmente la instalación de plantas pasteras (inicialmente Botnia y la española Ence) sobre márgenes del curso compartido.

Ahora, Argentina tendrá la posibilidad de sumar elementos a su demanda como el derrame de químicos que se produjo el mes pasado en Botnia y la inauguración de la terminal portuaria de Nueva Palmira.

La deliberación del conflicto en la Corte de La Haya representa el punto que menos agrada al gobierno de Tabaré Vázquez, que tiene que otorgarle a Botnia la aprobación final para que la planta pueda comenzar a procesar pasta de celulosa a gran escala.

En paralelo, existen gestiones bilaterales para que se produzca un diálogo de corte político a fin del mes en curso en Nueva York, en ocasión de presencias de altos funcionarios de ambos países en la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU).

Desde la mirada argentina, según las fuentes consultada por Télam, "siempre el gobierno (de Néstor Kirchner) estuvo y está abierto al diálogo, pero eso no quita que el trámite en La Haya continúe sustanciándose".

Argentina presentó al momento una serie de pruebas en La Haya que sustentan su acusación de que Uruguay "violó en cinco ocasiones" el Estatuto bilateral que los dos países firmaron en 1975.

Además, también presentó pruebas de la condición "contaminante" de la mega planta que prevé producir escalonadamente 1 millón de toneladas de pasta de celulosa para exportar a Europa y China.  
Volver a Portada
Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 09:25
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 09:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"