Los descansos en los entrenamientos de running, su planificación

En cualquier disciplina deportiva el cansancio ocupa un lugar esencial. Se puede decir que es tan importante como el entrenamiento.

Gracias a los descansos conseguiremos recuperarnos física y mentalmente de los esfuerzos de los entrenamientos. Además también servirá para asimilar la carga de trabajo muscular. Si te encontras entre esas personas que salen todos los días a correr, deberías saber que no sólo hay que planificar los entrenamientos, también los descansos. A continuación te enseñamos cómo planificar los descansos en los entrenamientos de running.

2560 3000

Días de descanso a la semana

Dependerá en gran medida del nivel de cada uno, los objetivos que se haya planteado y de época de la temporada en la que estemos. Una persona con un cierto nivel, que esté preparando un maratón  para rondar las tres horas, debería entrenar entre 4 y 5 días con unos 80-90 kilómetros, por lo que los otros dos o tres serían para descansar. En el caso de que seas un corredor más aficionado, que realices unos 40 kilómetros semanales, lo más lógico serían tres días de reposo, intentando intercalarlos entre las sesiones preparatorias.

Antes o después de un entrenamiento fuerte

También dependerá en cierta medida de cómo lo asimile cada uno. Hay gente que se recupera muy bien después de un entrenamiento muy exigente, por lo que no tendrían problemas para ejercitarse al día siguiente. Hay personas que prefieren reservar el descanso para el día anterior a esa sesión, ya que de esa manera pretenden llegar frescos para entregarse. Se trata de algo personal que dependerá de cada uno.

Correr para dormir mas

Descansos los fines de semana

Todo depende de la disponibilidad de cada uno y de los horarios que tengamos. Hay gente que aprovecha el fin de semana para salir a entrenar ya que dispone de más tiempo libre que durante el resto de la semana, mientras que otros hacen lo contrario. Prefieren reservar el sábado y domingo para viajar o simplemente estar con la familia. Es una cuestión de preferencias y de organización.

¿Antes de una competición?

Antes de una carrera hay que parar para llegar lo más descansado posible a la competición. En el caso de que no te guste parar del todo siempre tienes la posibilidad de salir a caminar un poco, realizar unos estiramientos y un trote muy suave. Hay ciertos atletas que son más partidarios de hacer algo más para activar las piernas, pero al final es cuestión de probarlo todo y decidir que es lo más conveniente para mí. Después de una carrera se aconseja salir a correr un poco para facilitar la recuperación. Aunque nos encontramos muy cansados, con pocas ganas de salir a entrenar, gracias a ese trote estaremos recuperando mucho antes las piernas

Descanso activo

El día que no vayas a correr se puede hacer un descanso activo, que consiste en practicar otros ejercicios o deportes que no tengan que ver nada con el running, como puede ser rodar en bicicleta estática . Se trata de disfrutar y pasarlo bien, sin que sea preciso que haya mucha intensidad en esa actividad. Con estos consejos podrás aprovechar mucho mejor tus días de descanso.

Shutterstock 130815776 800 opx


Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 03:03
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 03:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"