Malos vecinos: acordaron dejar de hablarse para no ir a juicio

Ocurrió en Buenos Aires. Por los problemas de convivencia, los vecinos acordaron no tener ningún tipo de contacto.

Una causa por hostigamiento entre dos vecinos de la ciudad de Buenos Aires se resolvió sin necesidad de ir a juicio luego de que las partes acordaran "no tener contacto personal, telefónico, ni a través de las redes sociales", informaron ayer fuentes judiciales.

La causa, caratulada "R.S. sobre infracción artículo 52, Hostigamiento-Código Contravencional", fue iniciada por la dueña de un PH, localizado en la calle Tacuarí, contra el inquilino de una unidad vecina, quien "de forma prepotente y con actitud intimidatoria" se opuso a las obras de reciclaje que la mujer estaba realizando en la unidad.

Como las partes llegaron a un acuerdo de mediación, que fue homologado por la jueza María Gabriela López Iñíguez, en calidad de jueza subrogante del juzgado n° 10 en lo Penal, Contravencional y de Faltas, el conflicto fue declarado "extinguido", informó el sitio iJudicial.

En la resolución, la magistrada señaló que el acuerdo consistió en tres puntos: "En primer término, las partes se comprometieron mutuamente a no tener, generar ni mantener entre ellas ningún tipo de trato, contacto o relación, sea personal, telefónica, mediante redes sociales, mensajes de texto, y/o cualquier otra vía existente o a crearse".

En segundo lugar, y debido a su condición de vecinos, "para el caso de cruzarse de manera ocasional, aceptaron evitar todo tipo de diálogo, gesto o actitud que pueda resultar provocativa o desafiante", y por último acordaron que "toda cuestión que deban resolver respecto a las obras que la parte denunciante realiza en su propiedad que puedan afectar al denunciado se canalizará por intermedio del propietario del inmueble que ocupa este último, no manteniendo entre ellas ningún tipo de diálogo o comunicación".

Según la denunciante, la causa por hostigamiento se inició cuando el vecino le dijo frases intimidantes como "te compraste un quilombo", "vas a tener problemas", "te vas a arrepentir, jodete", y "nunca vas a terminar la obra".

La mujer agregó además que el hombre "dificultó de manera sistemática los trabajos que pretendía realizar en su propiedad, logrando la clausura de la obra por 5 meses".

El acuerdo de mediación es un método alternativo para la solución de conflictos planteados ante la justicia, previsto en el artículo 41 del Código Contravencional.

Si el conflicto no se resolvía por esa vía y la causa avanzaba a juicio, la normativa prevé sanciones de uno a cinco días de trabajo de utilidad pública, multa de 200 a 1.000 pesos o uno a cinco días de arresto para "quien intimida u hostiga de modo amenazante o maltrata físicamente a otro".

Télam

Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 08:12
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 08:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"