Cuál es tu tipo de cola y como puede ayudar el ejercicio a mejorarla

Redondo, flaco en forma de pera. Todos tenemos uno y un trasero perfecto, ¡el nuestro! Cuídalo con ejercicio, buena alimentación y sin entrar en comparaciones (odiosas).

 ¿Creías que todos eran iguales? Conocíamos la clasificación de la silueta según su tipo de forma. Hay peras, manzanas, triángulos (también invertidos), rectángulos, rombos y hasta relojes de arena. Con tal amplia clasificación, no es de extrañar que los glúteos respondan también a un tipo de figura distinta.

Por eso, hemos investigado (e ilustrado) los ejercicios apropiados y personalizados para mejorarlos

MANZANA

Recogido y redondo. Con un poco de ejercicio, luce mucho. Sentadillas, zancadas y patadas laterales te ayudarán a lucirlo en todo su esplendor.

Captura de pantalla 2017 01 18 18.04.29

ROTUNDO

Carnoso y prominente. Requiere un buen trabajo de musculación y entrenamiento aeróbico para mantenerlo en su sitio.

Captura de pantalla 2017 01 18 18.04.41

HUESUDO

Delgado y magro, subir escaleras y hacer sentadillas profundas te harán ganar volumen muscular. ¡Cuidado con las rodillas!

Captura de pantalla 2017 01 18 18.04.50

BURBUJA

Esférico y atractivo, las elevaciones de pelvis lo endurecerán y mantendrán la flacidez a raya.

Captura de pantalla 2017 01 18 18.04.57

RESPINGÓN

Fuerte y redondo. Se mantiene en su sitio con muy poco. Combina ejercicio aeróbico y tonficación.

Captura de pantalla 2017 01 18 18.05.05

POTENTE

Tendente a la expansión, hay que cuidarlo mucho con ejercicios aeróbicos y de tonificación para que no se te vaya de las manos.

Captura de pantalla 2017 01 18 18.05.12

CARPETA

Plano, triste y sin forma. Urge reanimarlo con sentadillas, zancadas. Subí escaleras siempre que puedas.

Captura de pantalla 2017 01 18 18.05.19

INGRÁVIDO

Alto poderoso, la ley de la gravedad no va con él. Suele ser herencia de una genética privilegiada. Cuídalo con ejercicio y una dieta equilibrada.

Captura de pantalla 2017 01 18 18.05.26

MUSCULADO

Clásico y proporcionado. Correr, jugar al tenis o al fútbol te ayudará a conservarlo en perfecto estado.

Captura de pantalla 2017 01 18 18.05.33

NORMAL

Ni grande, ni pequeño. Ni grueso, ni flaco. Podes mejorarlo con tonificación: zancadas cruzadas, puentes, 'mountain climbers' o elevación de talones en el sitio..

Captura de pantalla 2017 01 18 18.05.33

PEQUEÑO

Recogido y redondo. Tu objetivo será darle algo de volumen con sentadillas y zancadas. Recorda: vigila la postura para no hacerte daño en las rodillas.

Captura de pantalla 2017 01 18 18.05.46

GRUESO

Con tendencia a acumular grasa. Para combatirla, tenes que hacer mucho ejercicio aeróbico: correr, bicicleta, elíptica, etc. Los saltos de tijera y la carrera en el sitio también te vendrán bien.

Captura de pantalla 2017 01 18 18.05.53

CAÍDO

Flácido y colgante. Resulta complicado devolverle el tono. Inténtalo con 'lunges', sentadillas y patadas atrás . Olvídate de subir el ascensor, solo escaleras y  ¡Suerte!

Captura de pantalla 2017 01 18 18.06.01

ANCHO

Su tamaño hace que tienda a caerse. No te queda otra que 'machacarlo'. Hace sentadillas y aprovecha cualquier tramo de escaleras para tonificarlo. En la pileta trabajo de piernas con una tabla.

Captura de pantalla 2017 01 18 18.06.08

Identificado tu tipo, esperamos que esto consejos y ejercicio sean de utilidad. No queda otra: A mover el culo, a mover el culo.....

Shutterstock 146190881 (2)

Fuente: Gema García / Marcos Ilustración: Miguel Angel Camprubí

Opiniones (3)
26 de mayo de 2018 | 21:41
4
ERROR
26 de mayo de 2018 | 21:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. La cola, es sólo la manija para poder "trabajar mejor asido", es sólo un accesorio.-
    3
  2. se me ocurren un par de ejercicios para recomendar.......
    2
  3. Todas, mientras sean duritas y paradas...
    1