Una maratón de brindis que suma 1.000 calorías, Navidad

Del aperitivo a la sobremesa. Para bajarlas, habrá que caminar 4 horas. En algunas reuniones las rondas de alcohol pueden durar 6 horas.

 Todos brindamos a las doce, pero la Nochebuena empieza bastante antes. La cita suele ser tipo ocho y el alcohol empieza a circular desde el principio. Que un campari, que una cervecita fría, que un blanco para la entrada, y la noche avanza y las copas se vacían. Entonces llega el brindis, el champagne, y la mezcla, y la sobremesa. Así las cosas, han pasado unas seis horas, el alcohol ha ido cambiando, suma unas mil calorías por sí solo y nadie piensa en el después, el dolor de cabeza y las horas que habrá que caminar o correr para reparar el descontrol.

Shutterstock 118149670

"La idea de fiesta como sinónimo de alcohol no es nueva. El alcohol se ha consumido en muchas culturas desde hace siglos, y el rol del alcohol en la cultura es complejo. Mucha gente solo concibe el espacio festivo si bebe mucho. Para ellos, fiesta es igual a exceso. Lo consumen por placer, para relajarse y socializar", opina Mónica Katz, médica especialista en Nutrición. "El alcohol aporta casi tantas calorías como las grasas, siete cada un gramo de alcohol, y son calorías vacías, no aportan nutrientes. Teniendo en cuenta el contexto de la cena, que generalmente se arranca horas antes, una persona puede llegar a consumir solo en bebidas alcohólicas cerca de la mitad de las calorías que debería consumir en un día entero, considerando que el valor diario promedio es de 2000 calorías. Muchos se fijan en las calorías de las comidas pero no en las de las bebidas, son calorías ocultas, muchas veces no tenidas en cuenta", dice la nutricionista Nuria Chichizola, investigadora adjunta de CEPEA.

Dime tomasy cuantas calorias ingieres CLAIMA20161223 0328 17

Los especialistas dicen que es un mito aquello de que mezclar distintos tipos de alcohol hace mal: lo que hace mal es la cantidad disparatada. "El problema es la cantidad elevada de grados de alcohol y no la mezcla. Las bebidas con mayor graduación alcohólica ingresan a la sangre más rápido que las de menor graduación, y producen una intoxicación más severa, deshidratación, irritación gástrica, mareos, desorientación -explica Silvina Tasat, de la Comisión Directiva de la Sociedad Argentina de Nutrición (SAN)-. Cuando se toman cocktails, mezclando diferentes bebidas alcohólicas con distintas graduaciones y algún otro ingrediente, se consumen demasiados grados de alcohol en una sola bebida, lo cual irá acompañado luego de intensos dolores de cabeza, sensación de garganta seca y malestar general, como consecuencia de la rápida velocidad del ingreso del alcohol a la sangre".

"Todas las bebidas alcohólicas tienen una graduación que representa los gramos de alcohol que tienen cada 100 mililitros. Por ejemplo, una bebida que tiene 14 grados significa que tiene 140 gramos de alcohol por litro de bebida", dice el médico especialista en nutrición Sandro Murray. Y explica que el efecto es mucho más nocivo para los bebedores ocasionales que para los cotidianos, ya que su organismo no está preparado para los excesos.

"Es muy difícil tratar de compensar este elevado consumo de calorías con actividad física", dice Tasat. Pero entre todos los especialistas arman un listado de recomendaciones que seguramente ayudarán. Para hoy: tomar mucha agua, usar vasos pequeños, no tomar sin comer. Mañana habrá que comer sano sin saltearse comidas, hidratarse muy bien y hacer algún tipo de actividad física aeróbica para gastar las calorías consumidas en exceso y así evitar que se depositen en grasas. Posibilidades para todos: se debería caminar unas cuatro horas o bailar tres horas, andar en bicicleta dos horas o correr una hora. 

MW813859 942long

Fuente: Clarin / Nutricionista Nuria Chichizola,

Opiniones (0)
19 de agosto de 2018 | 02:42
1
ERROR
19 de agosto de 2018 | 02:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"