Las ventajas de tirarse a la pileta

Uno de los más grandes nadadores de la historia argentina cuenta por qué la natación es muy beneficiosa para la salud, el atleta José Meolans.

 A José Meolans, de 38 años, le dicen Pepe o Tiburón. Aunque se retiró en 2008 después de haber sido campeón argentino, campeón panamericano, campeón del mundo y de haber participado en cuatro Juegos Olímpicos, entre otros momentos de alto impacto, sigue nadando. Según él, es una disciplina que no sólo le ha ensanchado la espalda: lo ayuda a pensar.

"La natación es uno de los deportes más completos", asegura José, que acaba de publicar el libro Nadar, por qué la natación nos ayuda a vivir mejor. En diálogo con Clarín, el cordobés enumera las principales ventajas de tirarse a la pileta y empezar a bracear y patalear rítmicamente, como quien encuentra en el agua un lugar de extrema placidez, de remanso:

Nadia Baez Mundial Escocia Foto CLAIMA20150718 0132 28 (1)


"Nadar mejora la capacidad motriz, ayuda a mantenerse en forma y, por supuesto, disminuye el estrés. Además, es una actividad que exige mucha disciplina. Y ordena los hábitos."

"Como no es un deporte de impacto, otra de las ventajas de la natación es que se evitan lesiones. Y también sirve para aquéllos que pretenden rehabilitarse de algunas dolencias."

"Se puede nadar a cualquier edad. A mi hija Martina, por ejemplo, la llevé al agua cuando tenía dos años y medio. Después, a partir de los cuatro, empezó a desplazarse por su cuenta. Le hizo muy bien. La ayudó a desarrollar una mayor flexibilidad corporal. En ese sentido, hay gente que sigue nadando a los 70, 80 ó 90 años. No hay límites."

"La natación sirve para que las personas se superen día a día. Siempre es positivo fijarse objetivos. Y cumplirlos. Cuando yo nadaba profesionalmente, me entrenaba para mejorar mis marcas y seguir evolucionando como deportista de alto rendimiento. Ahora, como esparcimiento, nado dos veces por semana. Me hace feliz. Y también me ayuda a aliviar algunos dolorcitos en la espalda.

"Te obliga a estar bien alimentado. ¿Qué hay que comer? Depende de cada nadador. Lo mejor es consultar a un nutricionista, alguien que sepa armar una dieta teniendo en cuenta la altura, el peso, las exigencias de cada uno. También sugiero tener cuidado con los "suplementos vitamínicos". Sin estudios previos, pueden ser peligrosos."

559d26180355b 800x533


"Es muy importante desarrollar la técnica. Me gusta esta frase: antes de nadar rápido hay que nadar bien. Al mejorar la coordinación de brazos y piernas el desgaste es menor. Hacer fuerza con la cabeza, por ejemplo, no sirve. Para esto es necesario el aporte de un entrenador."

"Es un deporte individual: el que nada está casi siempre con la cabeza bajo el agua y no puede hablar con nadie. Sin embargo, y sobre todo en los descansos, se generan vínculos muy fuertes con los entrenadores, los compañeros de pileta."

"No es lo mismo nadar en pileta, en el mar o en el río. Lo que cambian, básicamente, son las referencias. Por eso digo que hay que tomar distintas precauciones. Y ser responsable."

"La natación te convierte en alguien más tolerante, más paciente, más perseverante."

"Se desarrolla el poder de la mente. Una experiencia personal: en 2001, competía en Berlín, Alemania. Era la prueba de los 200 metros libres. Justo antes de largar se me rompió la malla. ‘¿Qué hago?', pensé. ‘¿Me retiro?'. Era una malla finita, súper ajustada, de ésas que te cubren desde los tobillos hasta el cuello. No tenía tiempo de ir a cambiármela al vestuario porque te la tenés que poner tan despacito que tardás unos 20 minutos. Mi temor era que, al agacharme, la malla se rompiera del todo. Al final, con el riesgo de quedarme desnudo, me tiré a la pileta y nadé igual. Lo más curioso fue que terminé ganando. Se ve que, al pensar en la malla, dejé de pensar en la carrera. Perdido por perdido, nadé liberado. Y lo hice más rápido que nunca."

Sg

Fuente: Federico Ladrón de Guevara

Opiniones (0)
24 de mayo de 2018 | 18:54
1
ERROR
24 de mayo de 2018 | 18:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"