¿Por qué entrenar con la máscara del villano de Batman?

La máscara de entrenamiento en altura intenta simular las condiciones de falta de oxígeno que se produce en las montañas. Sin embargo, entraña algunos riesgos.

 La relación de la altura y rendimiento físico ha estado siempre íntimamente relacionado, a veces con efectos positivos y otras con efectos negativos.

Por ejemplo, durante los Juegos Olímpicos de la México en 1968, que se disputaron a 2260 metros de altura sobre el nivel del mar, en ninguna disciplina cuya prueba duraba más de 2 minutos se logró batir ningún récord ¿Casualidad?

En el otro lado de la balanza están los deportistas que prefieren hacer sus preparaciones físicas en las alturas para, de este modo, estimular el metabolismo una vez que bajan a la altura habitual donde desarrollarán la competición.

Pero ¿qué pasa con la gente que vive en las ciudades a baja altura en la relación al nivel del mar y, sin embargo, quieren obtener el mismo efecto que si estuvieran entrenando en el Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada o en los Picos de Europa?

En Argentina, el lugar preferido de los atletas de alto rendimiento, es Cachi en Salta el lugar ideal: cuenta con una pista de solado sintético, pileta climatizada y senderos para sólo pensar en entrenarse.

Al respecto, el doctor Pablo Pelegri (MN 104.250), médico especialista en Medicina del Deporte, ensaya una explicación: "El entrenamiento de altitud no asegura que todos los atletas podrán beneficiarse con este método. Hay quienes necesitan altitudes mayores que otros, y algunos, además de no beneficiarse tanto, por razones genéticas no lo soportan y se sienten muy mal". Y añade: "A mayor altitud, más dispersas se encuentran las moléculas de oxígeno y al organismo le cuesta más captarlas.  Cuando el cuerpo se expone a esta situación, tiene un mecanismo de compensación produciendo más glóbulos rojos con la finalidad de aumentar la capacidad de transportar el oxígeno a los músculos". Este mecanismo es desencadenado a través de la mayor liberación de la hormona renal eritropoyetina (EPO) que estimula la producción de los glóbulos rojos. Por ello, al descender y competir a nivel del mar, suele tenerse mayor ventaja mientras se mantenga ese mecanismo de compensación. 

Para ellos han inventado una máscara especial que, si bien se parece a la que utiliza el malo de Batman, sirve para "recortar" la cantidad de oxígeno que entra en los pulmones y, por tanto, obtener el mismo efecto que si estuvieras trabajando en altura.

Según anuncian a bombo y platillo en una de las páginas webs de las empresas que las comercializan, este invento sirve para "mejorar la resistencia pulmonar, fortalecer el diafragma, mejorar la elasticidad del área alveolar, y, en definitiva, tener una mayor eficiencia en la respiración".


Esta máscara provoca que quien la lleva puesta realice respiraciones profundas más completas, y, de esta manera, entrenar a los pulmones a llegar a su capacidad total, de tal manera que se acostumbren a utilizar el oxígeno de manera más eficiente.

Sin embargo, el uso de estas máscaras  puede llegar a entrañar riesgos que son muy similares a los de entrenar en altura, como un descontrol en la dieta al quemar más calorías, y serios problemas para el organismo si bajas la cantidad de oxígeno de forma incontrolada.

Esto, en última instancia, podría producir hipoxia, así que, de usarla, siempre con precaución y asesorado por especialistas.

Hipoxia

Fuente: Correr y Fitness

Opiniones (0)
23 de mayo de 2018 | 22:35
1
ERROR
23 de mayo de 2018 | 22:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"