10 tips para seleccionar melones y sandías

Seguí estos consejos para encontrar el melón perfecto y las sandía más rica. Que no te engañen.

Recibí nuestro Newsletter
Recibí la mejores recetas e ideas de cocina, descuentos e invitaciones a restaurantes.

En realidad melones y sandías no son frutas sino hortalizas. Tienen muy poca azúcar y tienen alto valor diurético.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha publicado un estudio con las recomendaciones básicas para elegir melones y sandías. Son muy saludables porque incluyen gran cantidad de agua. El verano es la mejor época para consumirlas. En este listado te presentamos las 10 claves para llevarte a casa un buen melón y una buena sandía.

Melonessandias


1. Comprá entre noviembre y abril

La mejor época para consumir melones y sandías empieza en noviembre y termina en abril. Durante el resto del año, los que encuentres probablemente procederán de invernaderos o de países lejanos, o sea productos caros y no muy sabrosos.

2. Mejor los que están encima del montón.

Los melones y las sandías que se encuentran en la cima del montón se encontrarán en mejor estado que los de abajo. En la parte de arriba sufren menos golpes y suelen estar en mejores condiciones.

3. Tienen que estar duros

Toca antes de decidirte por un ejemplar. Comprueba que están duros. El hecho de que estén blandos significa que se encuentran demasiado maduros y pueden estar pasados.

4. Que no tengan grietas.

Descartña los melones y sandías con defectos. Tampoco es para obsesionarse. Si tienen una pequeña mancha más clara que el resto, no pasa nada. Puede ser la zona sobre la que reposaba en la tierra durante el cultivo.

5. La sandía se golpea y el melón se aprieta.

Golpeá la sandía suavemente. Si suena a hueco es que está en su punto. Si lo que buscás es un melón, apretá los extremos. Si está a punto la base cederá y el otro extremo se abombará un poco.

6. El aroma debe ser fresco

Olé. La zona del pedúnculo (el extremo superior) debe oler a fresco. Esto indica que se encuentra en un buen estado.

7. El color, moderado.

Los melones de color verde intenso no están en su punto. Deben tener un ligero tono amarillento. En las sandías hay más matices. En general, decidite por un melón o una sandía cuyo color no sea exagerado.

8. Por piezas pierden frescura.

Cada vez es más común ver melones y sandías vendidos en porciones. De esta forma podés ver si están maduros o no, pero pierden frescura con respecto a una pieza sin abrir.

9. Conservalos correctamente.

Para conservar bien un melón debés cortarle los extremos. En la sandía no es necesario. Apartá las semillas. Mantené la pieza alejada de la zona más fría de la heladera y tapala con un paño.

10. Podés hacerlos madurar en casa.

Si has comprado un melón o una sandía que no están lo suficientemente maduros, no pasa nada. Puedes hacerlos madurar en tu casa guardándolos en una habitación fresca y seca.

Fuente: lainformacion.com

Opiniones (0)
26 de mayo de 2018 | 06:02
1
ERROR
26 de mayo de 2018 | 06:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"