El estado de las rutas complica la siembra

Este panorama abarca a distintos sectores del país donde se siembra soja y girasol, principalmente.

La acumulación de agua en el acceso a los lotes, producto de las lluvias ocurridas durante las últimas semanas, impidió el avance de las sembradoras en zonas del oeste de Buenos Aires y norte de La Pampa, lo que demoró la implantación de estos dos cultivos.

Así lo señaló el Panorama Agrícola Semanal (PAS) de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, cuyos técnicos señalaron que "asimismo, también se registraron problemas similares en el centro y sur del área agrícola, que interrumpieron las labores de siembra de soja en esa región".

"Si esta situación se prolonga, parte de los cuadros que se esperaba sembrar con soja y girasol podrían terminar siendo sembrados con maíz tardío, ya que el periodo de tiempo de siembra óptimo en este cultivo es mucho mayor", dijeron. 

Por otra parte, la cosecha de trigo y la siembra de maíz se vieron perjudicadas por la caída de granizo en los departamentos del centro de la provincia de Santa Fe y en el sur de Chaco. 

"Este fenómeno climático, sucedió de manera localizada, sufriendo el mayor daño aquellos lotes de maíz que se encontraban floreciendo", precipitaron. Mientras que otro cultivo afectado por las precipitaciones de los últimos días es el sorgo, cuyas labores de siembra se realizan de manera pausada debido malas condiciones en el suelo y mal estado de los caminos. 

Si las condiciones climáticas mejoran, se espera que en las primeras semanas de diciembre la siembra de este cereal cobre impulso en la provincia del Chaco, donde se concentra la mayor proporción de lotes a sembrar.

Opiniones (0)
20 de julio de 2018 | 00:33
1
ERROR
20 de julio de 2018 | 00:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"