Una candidata a diputada y un escándalo con strippers

Se trata de la secretaria general de la Unión de Docentes de la Provincia de Misiones, Stella Maris Leverberg. La mujer organizó la fiesta del gremio docente y tras la frase: "ahora una sorpresita para las chicas", presentó un show de strippers.
Los agasajados quedaron indignados ya que al festejo concurrienron con niños.

Unas 600 personas que se habían reunido en Oberá (en Posadas, Misiones) para celebrar el Día del Maestro con una fiesta organizada por el gremio docente se llevaron la sorpresa de presenciar un espectáculo "hot" que incluyó números a cargo de strippers y bailes de odaliscas.

La fiesta fue organizada por la propia secretaria general de la Unión de Docentes de la Provincia de Misiones y candidata a diputada nacional Stella Maris Leverberg, según informó en su edición de hoy el diario "El Territorio".

Estuvieron presentes también el senador nacional y candidato a gobernador Maurice Closs; su compañera de fórmula, Sandra Jiménez, y el ministro de Educación provincial y candidato a intendente de Oberá, Hugo Passalacqua, todos enrolados en el sector político que lidera el gobernador Carlos Rovira.

"Ahora, una sorpresita para las chicas", dijo la gremialista al presentar a los strippers, un "número artístico" que no había sido anunciado previamente.

Según el diario, muchos docentes se manifestaron molestos por esa presencia, pues habían concurrido con sus familias, incluyendo niños.

De acuerdo con la versión de El Territorio, "Marilú" Leverberg "dio rienda suelta a su conocido histrionismo e incluso ofició de maestra de ceremonia en la vergonzosa fiesta".

El evento se realizó el lunes pasado por la noche en el salón San Basilio y participaron alrededor de 600 personas, entre docentes y familiares.

Previamente había actuado una odalisca, que si bien hizo los típicos movimientos sensuales de la danza árabe, hizo gala de un gran profesionalismo y su show fue correcto.

"Pero después con los strippers fue cualquier cosa. No sé qué pensó Marilú, ni siquiera respetó que había chicos. Fue una vergüenza", se quejó una docente que asistió a la fiesta con sus hijos de cinco y ocho años, según dijo al diario.

El show de los tres strippers, llevados allí desde Posadas, "fue presentado por la propia Marilú Leverberg con gran entusiasmo, al punto que hasta se animó a bailar con ellos", añadió el medio.

Uno de los asistentes dijo que "para colmo, los strippers actuaron dos veces y en la segunda se mezclaron entre las mesas. Yo no soy pacato, pero no era el ámbito para una cosa así porque muchos fuimos con nuestros hijos".
Opiniones (0)
19 de agosto de 2018 | 16:26
1
ERROR
19 de agosto de 2018 | 16:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"