Moyano criticó a Barrionuevo

El titular de la central obrera se refirió,  sin mencionarlos explícitamente,  al sector liderado por el dirigente gastronómico Luis Barrionuevo. Según se informó este grupo se alejaría de sus cargos en el Consejo Directivo en disconformidad con su gestión.

Barrionuevo añadió además que "a lo mejor algunos añoran el pasado de la década del 90 y quieren poner la CGT al servicio de la flexibilidad laboral, de todo lo que nos quitaron".

Estas declaraciones las formuló en el programa "A dos voces" , emitido anoche.

El titular de la CGT, Hugo Moyano, cargó en la noche de ayer  contra los dirigentes que anticiparon su retiro del Consejo Directivo de la central obrera al afirmar que "añoran el pasado del 90 y quieren poner la CGT al servicio de la flexibilidad laboral".

Sin nombrarlo, Moyano se refirió de esta manera a la decisión de un sector integrado por unos quince gremios afines al dirigente gastronómico Luis Barrionuevo, dada a conocer a través de un documento, de alejarse de sus cargos en el Consejo Directivo de la central obrera en disconformidad con su gestión.

"Nosotros no hemos tenido ninguna comunicación oficial" de esa decisión", dijo Moyano en declaraciones que formuló en el programa "A Dos Voces", que se emite por TN, y añadió que "a lo mejor algunos añoran el pasado de la década del ’90 y quieren poner la CGT al servicio de la flexibilidad laboral, de todo lo que nos quitaron".

El titular de la CGT reconoció tener "un montón de defectos", pero enfatizó que "el único defecto que no tengo es que no voy a dar una paso atrás en la entrega de los derechos de los trabajadores; eso no estoy dispuesto a hacerlo".

Sostuvo que "me cuestionan dirigentes por mi forma de ser o por lo que sea, pero el trabajador no me cuestiona como lo hacen esos dirigentes", quienes, disparó, "como no tienen el protagonismo de otras épocas, lo quieren tener a través de los medios".

Para Moyano "esos dirigentes no estaban acostumbrados a ponerse el overol y a tener que salir a discutir salarios, sino que estaban acostumbrados a criticar al gobierno que no les daba la posibilidad de discutir salarios".

Reconoció que "hoy tenemos esa posibilidad, y es una conquista que logramos nosotros, la CGT", y valorizó a las discusiones paritarias como "un instrumento fenomenal para los trabajadores, porque nos permite movilizar el salario y no quedarnos estancados como estuvimos durante muchos años".

Sin embargo, "esos dirigentes aún añoran la década del ’90, y quieren hacer, aunque esté un poco remanido, la CGT ’rebelde’, ’disidente’, o a lo mejor quieren hacer la CGT de los ’súper revolucionarios’", puntualizó.

Moyano opinó en ese punto que "por lo menos los hombres que la están promoviendo no tienen ninguna posibilidad de hacerlo". 

 
Opiniones (0)
23 de mayo de 2018 | 16:55
1
ERROR
23 de mayo de 2018 | 16:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"