Estatales y docentes preparan sus ollas y jarritos para la protesta

Raquel Blas ya se encuentra en la sede del gremio para encabezar una de las protestas más llamativas realizadas en Mendoza. Los gremios se juntarán después de las 10 frente a tribunales para protestar por un fallo de la Suprema Corte de Justicia.

La pelea de los estatales tendrá continuidad hoy, a través de un cacerolazo frente al palacio de tribunales. Este traslado de poder se debe a que otra de las aristas de la pelea es la queja contra la Suprema Corte de Justicia, que desestimó por medio de un fallo el reclamo de 2.000 empleados públicos que pedían la restitución de la antigüedad.
En diálogo telefónico Raquel Blas confirmó dijo que "yo ya tengo mi jarrito y mi cuchara listos para la protesta".

"A las diez y media, los convocamos a un cacerolazo frente a los tribunales. Este no va a ser por nuestros ahorros. Queremos hacer un escrache en repudio a fallo que perjudica a los trabajadores estatales, a quienes no reconocen su antigüedad”, dijo Raquel Blas ayer, comparando el reclamo actual con las protestas de 2001, que derrocaron al gobierno de Fernando de la Rúa y pusieron de moda el "que se vayan todos".

Blas habló del cacerolazo en medio de la protesta en reclamo de aumento salarial que se realizó ayer en la explanada de la Casa de Gobierno y a la que asistieron alrededor de 5.000 personas.

Los estatales exigieron ayer un salario mínimo sea de 2.300 pesos.

La movilización, encabezada por los líderes de ATE (Raquel Blas) y Eduardo Franchino (SUTE), recorrió el centro y desembarcó frente al edificio gubernamental. Los reclamantes portaron una inmensa bandera argentina (mide 400 metros).

 Durante los discursos, varios acontecimientos llamaron la atención. El primero fue la entonación del himno, donde los manifestantes se colocaron de espalda a la Casa de Gobierno como repudio. Por otro lado, finalizando la manifestación, prendieron fuego un muñeco con la cara de Cobos.

Los estatales piden 2.300 pesos de sueldo inicial para acompañar el ritmo de la inflación. Y con la movilización de ayer aspiraron a convencer al Gobierno, que volvió a dar señales de que está a favor de dar algún tipo de recomposición.

Con esta medida, el SUTE busca una suba salarial que iguale la estimación inflacionaria para este año, que en Mendoza rondará el 20 por ciento, según la Dirección de Estadísticas de la Provincia.
Opiniones (2)
25 de mayo de 2018 | 18:00
3
ERROR
25 de mayo de 2018 | 18:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. RAQUEL BLAS NO TENES NI IDEA DE LO Q ES LABURAR, VIVIS DE LOS TRABAJADORES , SON UN ASCO LOS SINDICALISTAS , SIEMPRE CON INTERESES POLITICOS Y SIN IMPORTARLE LOS TRABAJADORES, SE LLENAN LOS BOLISLLOS A COSTA DE LA GENTE Q TRABAJA
    2
  2. A TRABAJAR VAMPIROS DEL ESTADO !Un vampiro es, en la cultura popular de varios países, una criatura que se alimenta de sangre de seres vivos para mantenerse activo.
    1