Criticando al Gobierno Lilita Carrió formalizó su fórmula

Carrió, quien junto a Giustiniani realizó un acto político con formato de entrevista televisiva, acusó a la anterior administración nacional y al actual Gobierno de "mantener a los pobres en la pobreza para continuar la dominación". Además evitó generalizar sobre funcionarios y empleados estatales respecto a casos de corrupción.

La candidata presidencial por la Coalición Cívica, Elisa Carrió, y su compañero de fórmula, Rubén Giustiniani, se lanzaron formalmente hoy a la competencia electoral con acusaciones al Gobierno nacional, y promesas para reducir las retenciones al campo, en el caso de acceder el Ejecutivo nacional en octubre próximo.
  
Carrió, quien junto a Giustiniani realizó un acto político con formato de entrevista televisiva, acusó a la anterior administración nacional y al actual Gobierno de "mantener a los pobres en la pobreza para continuar la dominación", y prometió un programa universal de asistencia social.
  
Además, evitó generalizar sobre funcionarios y empleados estatales respecto de los casos de corrupción y sostuvo que lo que existe en el país son "nichos de corrupción".
 
"El Estado tiene nichos de corrupción, pero no es corrupto. Estos lugares se asocian con las bandas de corrupción que ocupan los gobiernos, por eso vamos a producir una alianza entre el Gobierno y los sectores del Estado que no son corruptos", afirmó Carrió y se comprometió a recuperar "el dinero de la corrupción".
  
Según dijo, esos fondos deberían ser usados "en beneficio de un fondo contra la pobreza, porque esa fue la contracara de la corrupción".
  
Desde el escenario de la sala Pablo Picasso, ubicada en el anfiteatro del Paseo La Plaza, la dirigente no descartó la posibilidad de que en su posible gobierno haya un funcionario corrupto y, en este sentido, subrayó: "Tiene que ser la presidenta la que haga la denuncia".
 
En tanto, la postulante apuntó directamente contra la primera dama y candidata oficialista Cristina Fernández de Kirchner y la criticó por "hacer de la política exterior una sesión de fotografías".
  
"La política exterior debe dejar de ser una sesión de fotografías continuas. Se sacan fotos o se hace política exterior, por eso cuando me reuní con (el presidente de Uruguay) Tabaré Vázquez para decirle que lo primero que haría sería recomponer la hermandad entre los dos países no me saqué fotos", resaltó Carrió.
  
Entre otros temas, abordó la necesidad de garantizar "verdad y justicia para los delitos de lesa humanidad", con el objetivo de "separar" de las Fuerzas Armadas a los que tienen responsabilidades y evitar que el sector castrense sea "juzgado en bloque".
  
Carrió y Giustiniani, íntegramente vestidos de negro y sentados en dos sillones individuales de cuero blanco y entrevistados por un moderador, coincidieron en la idea de gobernar la Argentina "con el modelo de la concertación chilena".
  
"La búsqueda es la misma, porque la Coalición Cívica tiene una integración plural", dijo el socialista ante unas 500 personas.
  
Desde la primera fila escucharon al binomio de la Coalición Cívica Alfonso Prat Gay, Gerardo Conte Grand, Norberto Quantin, el dirigente social "Toti" Flores, y la candidata a gobernadora bonaerense, Margarita Stolbizer, entre otros.
 
Además, entre las adhesiones que recibieron se encontraron la del intendente electo de Rosario, Miguel Lifschitz, y la de Hermes Binner, quien expresó este miércoles que iba a cortar boleta por Carrió en las elecciones presidenciales del próximo 28 de octubre.
Opiniones (0)
25 de mayo de 2018 | 14:15
1
ERROR
25 de mayo de 2018 | 14:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"