Perdió el asiento, pero ganó el oro olímpico

La alemana Kristina Vogel, subió a la cima del podio tras pedalear parada en los pedales sin posibilidad alguna de sentarse como el resto de sus rivales.

 La alemana Kristina Vogel terminó la prueba de ciclismo de velocidad con su bicicleta en pedazos, pero de alguna manera aguantó para quedarse con el oro en martes en los Juegos Olímpicos de Río.

Vogel iba a pura velocidad intentando mantener a raya a la británica Rebecca James cuando el asiento de su bicicleta se soltó y cayó a la pista poco después de cruzar la meta.

Pese a desplazarse a unos 60 kilómetros por hora, Vogel cruzó la línea en primer lugar. "Estaba intentando no chocar. Intenté no caerme porque a esa velocidad uno no se puede parar en los pedales, hay que sentarse", dijo la deportista de 25 años.

9fdc43c4 645c 11e6 84be dbd02d3ed01a web teaser landscape translate 165.0111 172.0317 scale 0.2846605 0.2846605


La alemana, que volvió al deporte tras sufrir un accidente con un microbús durante un entrenamiento en 2009 que la dejó en coma, se mostró abrumada al final, acostada en la pista.

La británica Katy Marchant se llevó el bronce tras superar por poco margen a la campeona de keirin Elis Ligtlee, de Holanda.

La victoria de Vogel sobre dos británicas fue más especial, ya que la isla ha dominado el ciclismo de pista en Río, ganando siete de 10 títulos.

"Siempre es bueno vencerlos", dijo Vogel. "Es bueno que nos aseguremos de que ellos mantengan los ojos abiertos y recordarles que otros países están presentes", añadió.

Opiniones (0)
25 de abril de 2018 | 01:20
1
ERROR
25 de abril de 2018 | 01:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"