Recomendaciones para combatir el cansancio constante

El exceso de entrenamiento lleva a que muchos corredores sufran fatiga constante. Conocé algunas medidas que pueden ayudar a paliar ese cansancio permanente.

 La fatiga es uno de los síntomas inevitables que sufren los corredores cuando comienzan a entrenar con cierta intensidad. Se trata de un cansancio que, si bien es imposible de evitar, puede disminuirse llevando a cabo una serie de prácticas: ¿cuáles son?

Hidratación

Hidratarse de manera correcta en la previa, durante y post ejercicio con bebidas que tengan hidratos de carbono es muy importante a la hora de combatir la fatiga. El ácido láctico se asimila mejor en el organismo mediante el bicarbonato plasmático.

Intolerancia ejercicio1

Entrenamientos complementarios

Para los corredores principiantes es importante poder alternar la rutina de ejercicios de alto impacto con otros de bajo impacto como, por ejemplo, la natación, yoga, ciclismo. Este tipo de actividades le dan tiempo al músculo "limpiarse" sin provocar tanto desgaste.

Estiramiento

En el momento previo a comenzar a correr, es necesario realizar movimientos precompetitivos: trotes suaves, estiramientos ligeros y algunos ejercicios más específicos como extensión de tobillos, por caso. El calentamiento previo prepara al cuerpo para un ejercicio más intenso y evita lesiones o cansancio prematuro.

Sobreentrenamiento

Existe una creencia que afirma que la mejor rutina consiste en hacer recorridos largos día por medio o realizar sesiones de intervalos tres veces por semana. Es preciso saber que si se hace demasiado hincapié en un mismo tipo de entrenamiento se termina sobreentrenando las piernas. El entrenamiento debe estar guiado, en lo posible, por un entrenador que dosifique y modere las intensidades según el tipo de sesión que deban realizar.

Zancadas

Las zancadas son un aspecto básico del correr. Mientras más amplia sea la zancada, mayor será el impacto que sufrirán los músculos de las piernas ya que deberán soportar mayor fuerza. Si la zancada se reduce, el impacto recibido disminuye y los músculos sufren menos. Por este motivo, ante la fatiga, una buena medida es el trote tranquilo sin fuerte impacto.

Corredor extasiado

Opiniones (0)
23 de junio de 2018 | 08:10
1
ERROR
23 de junio de 2018 | 08:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"