Absuelven a joven acusado de hacer trampa en el Maratón de Londres

Ryan Lee había sido eliminado del Maratón de Londres hasta que los investigadores de internet probaran su inocencia. Tras un mes de trabajo, lo hicieron.

 A lo largo del último año, las sospechas de corredores que cortaron camino para completar un maratón han crecido notoriamente. Las investigaciones a través de internet también han ido creciendo de manera exponencial. 

Es en este contexto en el que Ryan Lee, de 18 años, fue acusado de haber cortado camino en el último maratón de Londres. Sin embargo, en este caso, los usuarios de las redes sociales, en lugar de criticarlo, lo apoyaron para demostrar su inocencia.

Al principio, todo parecía indicar que el joven había cortado camino pues la alfombra no registró su paso por el kilómetro 5 y sus parciales recién comenzaban en el kilómetro 10 con un tiempo de 34 minutos. Lee completó los 42,195k en 3h58min, por lo cual todo hacía pensar que el registro de los primeros 10k era producto de un "atajo" que podría haber tomado en los primeros tramos que, por cierto, son de fácil acceso para este tipo de prácticas.

Photo compare


Derek Murphy, fundador de Marathoninvestigation.com, evaluó la situación y su primera apreciación fue la misma que la de los oficiales del maratón: "Según la primera evidencia que tuvimos, pensamos que había cortado camino".

Lee fue quitado de los resultados de la carrera cuando los oficiales del Maratón de Londres sospecharon por sus resultados. Los organizadores se pusieron en contacto con el joven y le pidieron que demostrara que podía completar los 10k en 34 minutos, pero no tenía ninguna marca oficial de esa distancia. La gente comenzó a culpar a Ryan de tramposo en las redes sociales y medios de comunicación, una vez que los medios locales dieron a conocer su descalificación.

576c60fde7df7 298 463!

La única persona que sostuvo su inocencia fue su madre, Liz Lee. "Conozco a mi hijo, sé que no haría trampa", le dijo Liz a la revista Runner's World en el pasado mes de mayo. La mujer comenzó a pedirle a los espectadores locales que la ayudaran a demostrar la inocencia de su hijo con fotos de los primeros tramos de la carrera. Cientos de fotos comenzaron a llegarle y ella las seleccionó metódicamente.

Murphy, al enterarse del esfuerzo de la madre de Lee para demostrar su inocencia, se puso en contacto con ella para explicarle todos los motivos por los cuales su hijo era un posible tramposo.

Dos días más tarde, Liz pudo identificar a su hijo en una de las fotos. Se puede observar a Ryan en la línea de partida con un buzo azul que, más tarde, se quitaría dejando ver su remera amarilla.

Liz mandó esta foto a Murphy como evidencia para ayudar a su hijo. El investigador pudo así probar la inocencia de Ryan ya que al evaluar a los parciales de los corredores que largaron al lado del joven, determinó que habían comenzado la carrera 15 minutos antes de lo que él pensaba. De este modo, el parcial de 10k de Lee había sido de 50 minutos y no de 34. El problema había sido que el chip no fue leído por la alfombra de partida ni por la de 5k.

“Al darme cuenta de que el tiempo de inicio no era el dado a conocer por el Maratón y que los resultados estaban mal, comencé a luchar por el adolescente,"comentó Murphy. Publicó una serie de datos que demostraban que Lee no había hecho trampa.

La evidencia llevó al Maratón de Londres a realizar una investigación interna. El 23 de mayo, un mes después de la carrera, Liz Lee recibió una comunicación oficial que confirmaba la reinserción de su hijo en los resultados oficiales de la carrera con un tiempo oficial de 4h13m41s.

Murphy, que suele desenmascarar a los tramposos como hobby, confesó que ayudar a Ryan fue uno de los mejores casos en los que trabajó.

Lee planea volver a correr el Maratón de Londres en 2017.


Opiniones (0)
21 de mayo de 2018 | 12:39
1
ERROR
21 de mayo de 2018 | 12:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"