Una bicicleta imposible de robar

Unos estudiantes de ingeniería chilenos crearon un modelo que no necesita candado para estar a salvo de los robos.

 La bicicleta, se sabe, es una espléndido medio de transporte, por todos los beneficios para la salud que ya se conocen, y, no en un grado menor, por su aporte a la prevención del medio ambiente. Sin embargo, una de las pocas “contras” que se pueden reconocer, es la de encontrar un lugar seguro donde estacionarla mientras no la usamos. Robar una bicicleta es barato, relativamente fácil y, una vez en tu poder, venderla no resulta complicado.

Es por esa razón, que tres estudiantes de ingeniera chilenos, Andrés Roi, Cristóbal Cabello y Juan José Monsalve, crearon una biclicleta que, según prometen, es virtualmente “inrobable”.

“Siempre hemos andado en bicicleta y encontramos en la problemática de los robos un punto en común que nos motivaba”, explica Monsalve. Un trabajo para la Universidad de Adolfo Ibañez de Chile fue el germen de su proyecto. Uno de sus profesores les encargó mejorar un medio de transporte a través de la ingeniería. Lo tuvieron claro y eligieron la bicicleta. Como a Roi le habían robado por segunda vez su velocípedo acabó convenciendo al resto de crear una bicicleta que no se pudiera robar.

En un estudio de victimización realizado en 2002 por el Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos -sobre un universo de 6.405 habitantes del Gran Buenos Aires y de la Capital Federal- el robo de bicicletas se ubica en el tercer puesto de la lista de delitos, detrás del robo con violencia y del robo en viviendas. La mayoría de los damnificados aseguró no haber hecho la denuncia.

Pink2

“Todo candado convencional puede romperse”, aclaran los ingenieros que en su web aseguran que se roba una bici cada segundo. El mecanismo de Yerka Project, como los tres jóvenes denominaron a su creación, consiste en una intervención hecha en el la parte inferior del cuadro. Este se abre y el asiento, que se extrae completamente, ejerce como cierre bloqueando la bici. Si se quiere robar, hay que destrozarla por lo que esta pierde todo su valor.

Cuando presentaron el trabajo a sus profesores, los estudiantes descubrieron que no solo iban a sacar una buena nota. GarageUAI, una institución dentro de la universidad en la que estudian destinada al apoyo de los alumnos emprendedores, decidió apoyarlos para que la bici “inrobable” se hiciera realidad. Así, hace un tiempo, hicieron pública su idea, a través de la webwww.nadiemelaroba.cl. Las redes sociales hirvieron. “Actualmente estamos en conversaciones con varios interesados en ser socios e inversores. Estamos trabajando para que funcione y poder llevar nuestro producto a todo el mundo”, dice Monsalve.

El equipo de ingenieros quiere aplicar su mecanismo a diversas bicis: urbanas, cruisers o de montaña, lo que variará su precio, que oscilará entre los 4200 y los 10 mil pesos. “En dos años nos gustaría poder estar vendiéndola”, comenta Cabello.

Opiniones (4)
25 de junio de 2018 | 17:38
5
ERROR
25 de junio de 2018 | 17:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. traela para aca que no te queda ni los gomines
    4
  2. Aqui se llevan las ruedas , el asiento y el manubrio
    3
  3. Eso porque no la han probado acá...seguro que acá se la roban hasta con el árbol...
    2
  4. MUY BUENA , BRILLANTE
    1