El azúcar, el "enemigo blanco" de la dieta de los argentinos

Debate entre nutricionistas. La Organización Mundial de la Salud fijó el máximo consumo diario en 6 cucharitas de café. Pero en el país el promedio es de diez por día.

 El doctor Alberto Cormillot asumió en el área de Alimentación Saludable del Ministerio de Salud y habló de una epidemia de obesidad y diabetes. “Una casa en la que no hay azúcar refinada representa una ventaja para los chicos que se crían ahí”, dice Daniel López Rosetti. En Chile, prohibieron los huevos Kinder, para atacar los índices de obesidad infantil. Es una tendencia mundial, en la dieta de famosas como Beyonce y Shakira. Así como la sal y las harinas blancas se convirtieron en los alimentos prohibidos de las dietas actuales, el azúcar blanca refinada empieza a ser visto como “nuevo enemigo” de la mesa argentina. Si en algún momento un café con leche azucarado o un mate dulce podían asociarse a la calidez, como sinónimo de energía y buena salud, ahora el panorama es otro. Se lo ve en los consumos cotidianos de miles de personas, que eligen tomar las infusiones sin azúcar. Pero no es solo una moda pasajera, sino que fue ratificada por la Organización Mundial de la Salud.

Azucar


Según la OMS, el máximo consumo diario recomendado equivale a 6 cucharadas de café, menos del 10% de la ingesta calórica diaria. Pero en Argentina se consume el equivalente a 10 cucharadas de azúcar por día. Y la encuesta de salud escolar reveló que el 50% de los adolescentes consume 2 o más bebidas azucaradas por día, lo que equivale a más de 20 cucharaditas de azúcar. En una lata de Coca de 354 cm3, el 30% es azúcar. “En general, se consume más de lo necesario y, proporcionalmente es mayor en hogares de menores recursos económicos”, dice el nutricionista Silvio Schraier. El objetivo de su gestión –dijo Cormillot esta semana a Clarín– será luchar contra la obesidad,a la que considera “una epidemia que azota al país”, y difundir hábitos más saludables a la hora de las comidas. “Tenemos en el país un 60% de casos de obesidad, un 10% de diabetes, más de 30% de hipertensión, según la edad que se analice”.

No sugar 300x300

“La mayoría de los alimentos tienen exceso de azúcar –dice Daniel López Rosetti–, pero el problema está en la velocidad con que la azúcar se absorbe. La fruta se absorbe lentamente en el sistema digestivo, pero una gaseosa produce un pico de caloría pura y vacía”. Para López Rosetti, una casa sin azúcar representa un ambiente saludable para la crianza de un chico. Y además perfectamente posible a nivel nutricional. En eso coincide Schraier, médico especialista en nutrición y diabetes: “Una dieta sin azúcar agregada es absolutamente saludable, consumiendo frutas diariamente. Éstas tienen además fibras, vitaminas y minerales, mientras que, el azúcar sólo tiene lo que llamamos calorías vacías”.

“El mayor problema que el azúcar trae a nuestras vidas es su adicción y en general hay poca información sobre cómo superar esta adicción que no depende simplemente de nuestra voluntad”, explica Luana Hervier, coach nutricional y de buena vida. “El azúcar puede ser reemplazado en las recetas sin caer en resultados insulsos y sin demasiado trabajo”, dice Natalia Kiako, autora de Cómo como. “Es mucho más fácil de lo que podría creerse. Se puede usar azúcar integral mascabo y otros endulzantes tanto o más sabrosos y versátiles, como pasas de uva, ciruelas disecadas, higos o bananas. También la miel de arroz (también llamada mizuame) o miel de cebada, el arrope y hasta el agave, que es otra suerte de miel o almíbar vegetal, de índice glucémico más bajo”, agrega Kiako.

“Y si se cuenta con una mayor voluntad de cocinar se puede usar almíbar de dátiles, que es el resultado de remojar y procesar dátiles hasta formar una crema. Es delicioso pero claro, no muy económico”, dice Kiako.

Keep Calm and No Sugar

Fuente: Diego Geddes

Opiniones (0)
25 de junio de 2018 | 02:07
1
ERROR
25 de junio de 2018 | 02:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"