Cintacleta, la unión entre la bici y la cinta de correr

Un día en el gimnasio Bruin Bergmeester, un inventor holandés, se aburrió de usar la cinta para correr, mira entonces lo que se le ocurrió.

A pesar del televisor que tenía delante, y en el cual podía ver lo que quisiera. Pero la monotonía de saberse corriendo en “el mismo lugar”, encerrado entre cuatro paredes, lo abrumada.

Por eso un día, su cabeza, lo llevó a plantearse la necesidad de “darle un giro a la cosa”. Su objetivo era sencillo: transformar en más divertida la experiencia de correr o caminar en la cinta y que incluya el contacto con la naturaleza.


Todo este experimento llevo a que se concrete la “cintacleta”, una extraña combinación entre una bici y la cinta para correr: la Lopifit, la primera cinta para correr o caminar no estática.

Para hacerlo, Bermeester tomó un pequeño motor de pedaleo eléctrico que detecta el movimiento de la banda de la caminadora y lo potencia, de manera que una simple caminata genera fuerza suficiente para alcanzar velocidades de bicicleta, hasta 25 km por hora para ser exactos, o frenar mientras el usuario reduce el paso.

El producto fue un éxito de ventas en Europa, Estados Unidos y Japón.

En nuestro país, a través del sitio Mercado Libre, se encuentran algunas Lopifit para comprar, pero el precio es sumamente restrictivo. Se puede conseguir desde los 49 mil pesos.

Lopifit RTV Drenthe YouTube still

Opiniones (0)
24 de junio de 2018 | 21:23
1
ERROR
24 de junio de 2018 | 21:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"