Levantaron la clausura de la planta de Shell en Dock Sud

La Secretaría de Ambiente suspendió poco después de este mediodía el cierre de la refinería de la empresa angloholandesa en el partido bonaerense de Avellaneda. La medida había sido ordenada la semana pasada en base a deficiencias en el manejo ambiental de la compañía.

La Secretaría de Medio Ambiente formalizó hoy el levantamiento de la clausura de la refinería de la petrolera Shell de Dock Sud, que operativamente estaba recibiendo desde anoche buques con crudo, luego que la firma presentara el plan para evitar la contaminación ambiental.

La cartera presidida por Romina Picolotti determinó el fin de la clausura tras la presentación, por parte de la petrolera, de un plan de saneamiento ambiental en la zona afectada por la refinería.

Sólo faltaba la entrega formal del acta, que fue concretada por el director nacional de Control Ambiental, Raúl Vidable.

La clausura había sido dispuesta el miércoles último, y tras el cierre, Medio Ambiente reclamó a Shell la confección de un plan de remediación de la contaminación, otro sobre los permisos para la extracción de agua y un programa integral de saneamiento y reconversión industrial.

Además, informó a la casa matriz de Shell acerca de los motivos por los cuales se realizó la clausura preventiva del establecimiento perteneciente a Shell CAPSA, de la Argentina. 

En la misiva, Medio Ambiente destacó que la medida se tomó no sólo por la violación del derecho ambiental argentino, sino por el funcionamiento de la planta por debajo de los estándares internacionales.

La dependencia, entre otras infracciones, detectó que esa planta no contaba con permiso para extraer del canal Dock Sud ni del Río de la plata los 18,4 millones de litros de agua por hora que realiza, "incumpliendo" con el Código de Agua de la Provincia de Buenos Aires.

La medida había ocasionado alarma entre los expendedores y otros sectores del rubro, que alertaron sobre la posible escasez de combustible, en caso de prolongarse en el tiempo, ya que Shell controla el 12,5 por ciento del mercado de gasoil y el 19 por ciento del de las naftas.

La clausura preventiva produjo en algunas estaciones del conurbano aumentos en los precios de las naftas y el gasoil de entre 1 y 2 por ciento, aunque en algunos casos puntuales llegaron al 12 por ciento, ante la gran confusión que generó.

Tras la clausura, la petrolera presentó una propuesta para sanear las áreas contaminadas por su refinería en Dock Sud y un proyecto de reconversión industrial adecuado a las normas ambientales vigentes.

La firma también aportó la documentación requerida por el organismo, sobre la utilización de los recursos naturales y la habilitación de distintos equipos sometidos a presión.

La relación entre el Gobierno y la petrolera anglo-holandesa atraviesa un período complejo, que incluyó una denuncia judicial en la que el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno pidió la detención del presidente de la empresa, Juan José Aranguren.

Opiniones (0)
20 de agosto de 2018 | 18:02
1
ERROR
20 de agosto de 2018 | 18:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"