Los deportistas de alto nivel viven más tiempo

Un estudio mostró que tienen, en promedio, una expectativa de vida siete años superior a la de la población en general.

 Ser un deportista de alto nivel tiene sus exigencias: implica someterse a arduos entrenamientos, y ajustarse a estrictas rutinas y planes alimentarios. Pero también tiene sus beneficios. Un estudio presentado ayer en Francia reveló que viven más que el resto de la población.

Para el trabajo, se analizaron los datos de 2.814 atletas que participaron en juegos olímpicos en el último siglo (1912-2012). "Estos atletas tienen en promedio una esperanza de vida siete años superior a la de la población general", apuntó Juliana Antero-Jacquemin, del Instituto Nacional del Deporte (Insep), líder de la investigación que será publicada en British Medical Journal.

IMG 0273


Pero ¿a qué se debe ese aumento en la expectativa de vida? De estos siete años, unos dos se ganan gracias al menor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, como infartos o derrames cerebrales. Otros dos se vinculan a la disminución de riesgo de cáncer, mientras que los otros tres están relacionados a un menor riesgo por otras causas (como accidentes, por ejemplo), explicó la investigadora durante un coloquio sobre deporte y salud realizado en París.

Este estudio se suma a otros que ya han demostrado el impacto del deporte de alto rendimiento en el aumento de la esperanza de vida. De hecho, el año pasado Antero-Jacquemin publicó una investigación que mostró que la tasa de mortalidad fue 50% menor entre los atletas franceses que participaron en los Juegos Olímpicos entre 1948 y 2010, en comparación con la población general de la misma edad.

La conclusión de ese trabajo que fue publicado en la revista académica The American Journal of Sports Medicine fue contundente: los años de más se deben “a un menor riesgo de enfermedad cardiovascular y cáncer”.

Si bien hay acuerdo sobre eso, persisten diferencias sobre el grado de intensidad de actividad que mejora la esperanza de vida. "Se está discutiendo el impacto en la salud de la práctica intensa, incluyendo el sistema cardiovascular", reconoce Antero-Jacquemin.

La intensidad del deporte de élite es de 5 a 10 veces mayor que la recomendada para la población en general, con consecuencias potenciales, tales como lesiones o accidentes recurrentes, señaló la investigadora del Insep.

Por otra parte, si bien la calidad de vida de los atletas es sin duda excelente, puede ir acompañada de la toma de sustancias con efectos "especialmente perjudiciales", ya sea para aumentar su fuerza y masa muscular, su capacidad cardíaca, concentración o, simplemente, para calmar la fatiga provocada por el entrenamiento.

Los beneficios del deporte de alto rendimiento para la salud cardiovascular también varían de una disciplina a otra, según el investigador Insep. Los de resistencia puros, como las carreras de fondo (o de larga distancia) y el ciclismo de alta competición reportan menos beneficios en la reducción del riesgo de sufrir problemas cardiovasculares. En cambio, aquellos que combinan varios tipos de actividades, como los deportes de equipo o el decatlón, son más efectivos.

"Nuestra investigación muestra que la longevidad de los atletas de élite es generalmente mejor que la de la población general", pero la magnitud del beneficio depende de "las características de cada deporte", concluyó Antero-Jacquemin.

GOPR0703

Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 03:21
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 03:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"