Motor oculto: primer caso de doping tecnológico en cross

La Unión Ciclista Internacional investiga lo ocurrido con una competidora belga en el Mundial sub 23 de ciclocross.

 Los inspectores de una prueba ciclística detectaron que una competidora llevaba un motor auxiliar en su bicicleta, lo que la Unión Ciclista Internacional (UCI) consideró este domingo como un caso de “doping tecnológico”.

Durante una carrera femenina disputada el sábado en el marco del campeonato Mundial de ciclocross sub 23 en Zolder, funcionarios de la UCI detectaron un dispositivo similar a un motor en la bicicleta de la belga Femke van den Driessche, lo que fue considerado como un “fraude tecnológico” por los organizadores.

La ciclista belga sospechosa de fraude afirma que la bicicleta trucada era de un amigo

Thumb


“No es ningún secreto que se ha encontrado un motor. Creemos que se trata efectivamente de un doping tecnológico”, afirmó este domingo el presidente de la UCI, Brian Cookson.

El jefe del ciclismo mundial dejó en claro a través de su cuenta de Twitter que se perseguirá a los competidores que cometan este tipo de delitos. “El fraude tecnológico es inaceptable. Queremos que la minoría que puede considerar hacer trampa sepa que aquí hay cada vez menos lugar para esconderse y, tarde o temprano, van a pagar por el daño que están causando a nuestro deporte”, escribió Cookson en la red social.

De acuerdo con los informes de prensa, ninguna de las competidoras oyó el sonido del motor de Van den Driessche, que abandonó la prueba antes del final. El padre de la ciclista negó de manera enfática que su hija haya cometido esa violación.

Van den Driessche


Para Cookson, el hecho de haber detectado el fraude es un gran paso para evitar que algún competidor lo pueda implementar en el futuro. “Vamos a llegar al que haga trampa y vamos a castigarlo, porque nuestra tecnología parece funcionar en el descubrimiento de este fraude”, afirmó el dirigente británico.

La sospecha de la utilización de motores por parte de ciclistas y auxiliares no es nueva. En 2010, el suizo Fabian Cancellara, campeón del mundo contrarreloj, había sido acusado de utilizar un aparato eléctrico, pero la sospecha nunca pudo ser comprobada.

Sin embargo, el descubrimiento del motor auxiliar en el campeonato mundial de ciclocross motivará que se tome como rutina el procedimiento para detectar este tipo de fraude.

EKH 3568 735x400

Fuente: DPA

Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 03:23
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 03:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"