¿Por qué EEUU vive un diciembre tan caluroso?

En el Central Park, la temperatura más alta registrada fue en la víspera de Navidad 22 centígrados . Eso es 8 grados superior al récord anterior para la misma fecha.

La temperatura promedio de diciembre en la ciudad de Nueva York podría alcanzar 14 grados por encima del promedio para el final del mes, rompiendo el récord anterior, establecido en 1932, por un par de grados.

Según la CNN, no solo es el calor, es la humedad. El aire caliente es provocado por vientos del sur que vienen directamente de los trópicos y estos también ocasionan humedad tropical. La humedad específica —la cantidad total de vapor de agua en el aire— está rompiendo récords al igual que la temperatura. 

Debido a que es diciembre, esto simplemente es un fenómeno, una historia sobre un clima extraño. Sin embargo, si estas desviaciones de la media fueran a suceder en el verano y duraran el tiempo que han durado en una amplia zona como lo han hecho, sería una ola de calor lo suficientemente grande como para causar un gran desastre nacional. 

Habría muchas muertes y, muy probablemente, apagones y otras fallas de infraestructura.

¿Qué está causando este fenómeno meteorológico extremo?

Todos los eventos climáticos incluyendo este, tienen varios factores que conspiran para que sea así.

El clima prepara el escenario, empujando las cosas en una u otra dirección e influyendo en las probabilidades de que se producirá un evento extremo de un determinado tipo.

Al hacer que el planeta sea más caliente, las emisiones humanas de gases de efecto invernadero aumentan las probabilidades de un evento cálido como este... o su más peligrosa contraparte hipotética de verano. Si definimos el evento mediante la especificación de un umbral fijo —cierto número de grados por encima de la media durante un número de días, por ejemplo— el calentamiento global que ya hemos experimentado hace que ese umbral tenga una mayor probabilidad de ser cruzado.

El clima también fluctúa de manera natural. La más importante fluctuación natural de este invierno es El Niño, un cambio en el estado tanto del océano como de la atmósfera en el Pacífico tropical que ocurre cada ciertos años. El ir y venir de los eventos de El Niño ocurre a un ritmo mucho más rápido que el del cambio climático inducido por el hombre, pero sigue siendo mucho más lento y más estable que el clima del día a día, así que tiene sentido pensar en el mismo como otro factor que ligeramente empuja el clima en una dirección.

Además del cambio climático inducido por el hombre, el gran fenómeno El Niño actualmente en vigor muy probablemente es un factor significativo en el presente calentamiento oriental, debido a la forma en que impulsa la corriente en chorro. El Niño aún estaría presente a la fecha y qué efectos tienden a tener en Estados Unidos.

El Niño no se maneja por sí solo más de lo que el calentamiento global lo hace. 

En la actualidad existe una creciente área de investigación científica que intenta hacer lo llamado "atribución de evento extremo". Los estudios de atribución tratan de cuantificar la influencia de causas específicas (incluyendo, pero no limitado al cambio climático inducido por el hombre) en algunos eventos climáticos individuales, más que simplemente los patrones más amplios que la ciencia del clima por lo general aborda.

La Academia Nacional de Ciencias actualmente está realizando un estudio sobre este campo relativamente nuevo y en rápida evolución.

Opiniones (0)
19 de agosto de 2018 | 22:16
1
ERROR
19 de agosto de 2018 | 22:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"