Primer superviviente rescatado tras el alud en China

Tres días después del devastador alud en la sureña ciudad china de Shenzhen, los servicios de rescate salvaron a una persona y encontraron un muerto.

De esta manera, el joven llamado Tian Zeming fue rescatado 60 horas después de que el gigantesca montaña de tierra excavada y escombros colapsara y sepultara un parque industrial. Tian Zeming, de 19 años, se mostró comunicativo y fue trasladado a un hospital con heridas en los pies y las piernas para recibir asistencia médica, informaron los servicios de socorro.

El joven explicó que pudo sobrevivir gracias a que la puerta de una habitación le permitió tener una bolsa de aire para respirar entre las masas de escombros y barro. Pudo mantenerse alimentado gracias a un paquete de semillas de girasol y pomelo que cayeron cerca de él durante el colapso.

En el caso de otras tres personas encontradas por los bomberos, la ayuda llegó demasiado tarde. Sólo pudieron encontrar sus cadáveres, por lo que la cifra de muertos asciende a cuatro. Las autoridades comienzan a descartar las posibilidades de encontrar más supervivientes entre los más de 70 desaparecidos bajo los escombros y la tierra, que llegan a alcanzar los 10 metros de altura.

Mientras tanto, la búsqueda de los responsables de la catástrofe continúa. El canal de televisión "China National Radio" informó de que la policía capturó al vicepresidente de la empresa propietaria de los derechos de explotación del vertedero de escombros. También confiscaron ordenadores de la empresa. La población de Shenzhen acusa principalmente a las autoridades.

Los residentes locales aseguran que el gobierno local conocía bien los problemas que había relacionados con el vertedero, de más de 90 metros de alto.

El canal de radio estadounidense "Radio Free Asia" citó informes de las autoridades que hablaban en 2013 de un acumulación ilegal de residuos de construcción. A pesar de ello, se continuaron acumulando escombros hasta muy poco antes del desastre.

Numerosos medios locales advirtieron durante los últimos años que las ciudades de rápido crecimiento tenían serios problemas para encontrar depósitos adecuados para gestionar la acumulación de escombros.

La montaña de escombros colapsó presuntamente debido a las lluvias el pasado domingo. El alud enterró como mínimo 33 edificios, entre ellos fábricas y algunos edificios que eran residencias de los trabajadores. 4.000 efectivos de los servicios de rescate mantienen la búsqueda de supervivientes.

Fuente: Dpa. 

Opiniones (0)
27 de mayo de 2018 | 22:55
1
ERROR
27 de mayo de 2018 | 22:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"