Se derrumbaron 33 edificios en China: 59 desaparecidos

Un desprendimiento de tierras en la ciudad de Shenzhen sepultó este domingo parte de un parque industrial e hizo que colapsaran varias construcciones.

Al menos 59 personas se encuentran desaparecidas debido al corrimiento de tierra ocurrido este domingo en el sur de China y que ha enterrado 33 edificios y un parque industrial en la ciudad de Shenzhen, en el sur de la provincia de Cantón, según han informado las autoridades chinas a la agencia de noticias estatal, Xinhua.  

Los desaparecidos son 36 hombres y 23 mujeres, según a señalado la oficina de Control de Emergencias de Shenzhen este domingo. Asimismo, tres personas han resultado heridas durante el desastre, según miembros de los equipos de rescate, que han señalado además que han localizado signos de vida en tres puntos diferentes de la zona afectada.

"El área es bastante estrecha y se encuentra en rampa, lo que la convierte en una zona de muy difícil acceso para los vehículos", ha señalado Ao Zhuoqian, miembro del cuerpo de Bomberos de Shenzhen. "Tenemos que ir allí a pie", ha añadido.

Así, el rescate se ha visto ralentizado por un gran numero de obstáculos, desde la presencia de lluvia, hasta la baja visibilidad o la gran cantidad de barro presente, de acuerdo a lo comunicado por Ao, en una operación que abarca un área de 100.000 metros cuadrados de escombros.

Además, la planta industrial se encuentra en el noroeste de la provincia de Shenzhen, por donde pasa una sección del gasoducto que cruza China de oeste a este y que estalló cuando el corrimiento alcanzó la zona.

China


"OLAS GIGANTESCAS"

Un vecino que vive a cuatro kilómetros del lugar de los hechos ha declarado a Xinhua que escuchó "una fuerte explosión" alrededor de mediodía. "Ha tenido que ser un accidente enorme si he podido escucharlo desde tan lejos", ha añadido.

Por su parte, un empleado de la empresa Liuxu Technology, localizada dentro del parque industrial, ha señalado que se produjo un corte en la electricidad de la planta alrededor del mediodía. "Pude ver una masa de tierra roja y barro dirigiéndose hacia nosotros", ha señalado. "Afortunadamente nuestro edificio no fue golpeado y todos los trabajadores de nuestra compañía han sido evacuados sanos y salvos".

El trabajador ha añadido además que el corrimiento de tierra golpeó primero un vivero de peces antes de alcanzar el resto de edificios del complejo, con explosiones de agua que llegaban hasta los tres pisos de altura. "Sin la amortiguación que proporcionó el vivero habría habido mucho más daños", ha comentado.

Asimismo, Peng Jinxin, habitante de una aldea cercana, ha relatado que enormes cantidades de barro se abalanzaron sobre los edificios como "olas gigantescas", mientras que otros vecino del área ha declarado que escapó por muy poco del desastre, al huir de su casa antes de que ésta fuera tragada por los torrentes de barro.

"En cierto punto el barro se encontraba a tan solo diez metros de distancia", ha señalado. El deslizamiento ha cubierto más de 60.000 metros cuadrados y su profundidad alcanza un máximo de seis metros, según han informado expertos en geología.

Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 04:12
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 04:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"