Joven yazidí: El martirio de ser vendida como esclava por el EI

"El Estado Islámico no vino sólo a matar a nuestras mujeres y niñas, sino que nos tomaron como botín, como mercancía que puede ser intercambiada", dijo la chica de 21 años.

Una joven de la minoría yazidí relató hoy al Consejo de Seguridad de la ONU el martirio que vivió tras haber sido violada, torturada y vendida como esclava por el grupo extremista Estado Islámico (EI) en Irak.

En la reunión del Consejo, la primera centrada únicamente en la trata de personas en conflictos, se condenó la práctica del EI y de otros grupos terroristas o armados.

"El Estado Islámico no vino sólo a matar a nuestras mujeres y niñas, sino que nos tomaron como botín, como mercancía que puede ser intercambiada", manifestó Nadia Murad Basee, de 21 años.

"Estos crímenes no fueron cometidos de manera arbitraria, se trató de una política organizada y planeada. El Estado Islámico llegó con un solo objetivo: destruir la identidad yazidí", señaló.

La mujer contó que el 15 de agosto los combatientes del EI obligaron a la gente de su pueblo a reunirse en la escuela local. Allí, los hombres fueron asesinados, mientras las mujeres y niños fueron llevados a otra región para ser utilizados como regalos.

La joven fue vendida a un hombre que la violó y la golpeó. "Me humillaba todos los días. Me obligó a usar ropas que no cubrían mi cuerpo, me torturó", relató.

Después de tres meses en cautiverio, Basee pudo escapar y fue trasladada a Alemania, donde también recibió atención médica.

Nadia Murad Basee I


El Estado Islámico considera infieles a los yazidíes, que practican una religión pre-islámica. El grupo yihadista se jacta de haber esclavizado a mujeres y niñas yazidíes, y secuestró a miles de miembros de esta minoría después de tomar Sinjar, un pueblo iraquí que fue recapturado por las fuerzas kurdas en noviembre.

Basee le pidió al Consejo de Seguridad que investigue y lleve ante la justicia los crímenes cometidos contra los yazidíes y pidió a la comunidad internacional que acepte a los refugiados que huyen del EI.

Nick Grono, que lidera la ONG Freedom Fund, dijo que se estima que actualmente hay unas 3.000 mujeres yazidíes esclavizadas por el grupo extremista.

"El Estado Islámico institucionalizó la esclavitud y la violencia sexual para reclutar a más combatientes, a los que les promete acceso a mujeres y niñas, y para poblar al nuevo califato a través del embarazo forzado", señaló.

Fuente: Dpa.

Opiniones (0)
17 de agosto de 2018 | 16:12
1
ERROR
17 de agosto de 2018 | 16:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"