Comité europeo elogia labor del Vaticano contra lavado

Como resultado de sus investigaciones por casos de lavado de activos, la Santa Sede congeló un total de 11,2 millones de euros.

 Las autoridades europeas exhortaron el martes a los fiscales del Vaticano a proceder con la formulación de cargos en algunas de las 25 investigaciones por lavado de dinero que han abierto en años recientes, como parte de una serie de medidas para combatir las actividades ilícitas en el banco de la Santa Sede.

El comité Moneyval del Consejo de Europa formuló su llamado en un informe periódico sobre el cumplimiento de la Santa Sede con las normas internacionales para luchar contra el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo.

Moneyval alabó al Vaticano por abordar la mayoría de las lagunas legales señaladas en la primera evaluación del comité en 2012. Pero agregó que sigue sin estar claro cómo se aplica la ley, ya que los fiscales no presentaron acusaciones de lavado de fondos a pesar de tener 25 pesquisas abiertas, 13 ellas iniciadas en 2015.

"En general, la estructura legal básicamente sólida que se ha establecido para evitar y combatir el lavado de dinero debe ahora producir resultados en el campo judicial", indica el reporte.

Destacó que un "importante" caso de fraude bancario será pronto procesado por el Vaticano, en aparente alusión a un empresario italiano involucrado en proyectos de construcción en la Santa Sede.

El Vaticano reaccionó afirmando que los casos eran complicados y que en muchos casos se trata de ciudadanos extranjeros o delitos cometidos en otros países, por lo que se requiere de una colaboración internacional que demora un poco.

El Vaticano se unió al sistema de evaluación Moneyval al firmar en el 2009 la Convención Monetaria de la UE, en un intento por deshacerse de su imagen de paraíso fiscal de normas enigmáticas cuyo banco estaba siempre bajo una nube de sospechas.

En años recientes el Vaticano ha redactado leyes que penalizan el lavado de dinero, se ha unido a acuerdos internacionales para compartir información financiera, ha cerrado casi 5.000 cuentas en su banco y se ha asegurado de tener la información adecuada sobre cada uno de sus clientes.

En el 2012, en su primera evaluación, Moneyval aprobó las actividades financieras del Vaticano y desde entonces ha otorgado calificaciones positivas a la Santa Sede. El martes, aseguró que desde que su revisión más reciente en el 2013, se han lanzado unas 25 investigaciones por lavado de dinero, 13 de ellas en el 2015.

El alza registrada este año fue resultado de 329 denuncias de transacciones financieras recibidas por el ente regulador del Vaticano, la Autoridad de Información Financiera. Se estima también que se debe a las normas más estrictas contra la evasión fiscal entre los clientes del banco.

Aunque elogió a la Santa Sede por congelar activos importantes en sus investigaciones —actualmente se han congelado un total de 11,2 millones de euros— Moneyval cuestionó el hecho de que nadie ha sido procesado por la justicia.

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, dijo que la Santa Sede aprecia las recomendaciones de Moneyval de fortalecer los tribunales y la gendarmería a fin de investigar mejor los delitos financieros.

Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 19:12
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 19:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"