La UE presenta su paquete de medidas para combatir el terrorismo

La matanza en París en la que perdió la vida un centenar de personas fue como la picadura de una avispa para activar una serie de leyes que dormían en la Comisión de la Unión Europea.

Luego de la masacre en Paris, la Comisión Europea presentó este miércoles un paquete de medidas "para dar un paso al frente en la lucha contra el terrorismo y el tráfico ilegal de armas y explosivos". A partir de esta propuesta los países miembro van a igualar sus procedimientos de lucha contra el terrorismo e implica entrenar fuerzas para un combate directo.

El vicepresidente del Colegio de Comisarios, Frans Timmermans detalló la propuesta de una Directiva sobre Terrorismo que actualice la normativa actual y que "refuerza el arsenal de herramientas de la UE para prevenir ataques terroristas".

La idea implica incluir dentro del paraguas de esa Directiva no sólo al terrorista, sino también a los que "ayudan, captan e incitan" a otros a unirse a un grupo terrorista o al Estado Islámico, así como el hecho de recibir entrenamiento.

La segunda parte es un plan de acción busca complicar el acceso a esos grupos terroristas y bandas criminales a armas y explosivos, "reforzando el control de posesiones ilícitas y las importaciones" de las mismas.

"La Comisión está decidida a hacer todo lo posible para ayudar a los Estados miembros a derrotar la amenaza terrorista. El aumento en el número de ciudadanos de la UE que viajan para convertirse en" combatientes extranjeros"significa que es necesaria la actualización del actual marco de la UE sobre los delitos de terrorismo para asegurar una respuesta penal común", señaló  Timmermans según lo publica hoy el diario El País de España.

La propuesta de Directiva, que será ahora discutida con los estados miembros y el Parlamento, tratará en primer lugar de dar una definición concreta de "terrorista" y de proponer una "respuesta común" entre los 28 miembros.

El objetivo es criminalizar cuatro elementos. El primero, "los viajes para propósitos terroristas tanto dentro como fuera de la UE" para combatir el fenómeno de los"foreign figthers", los combatientes extranjeros. En segundo lugar "la financiación, organización y facilitación de esos viajes, incluyendo el apoyo logístico y material, así como proporcionar armas de fuego, explosivos, munición, medios de transportes, servicios vienes y activos" a quien quieran unirse al terrorismo.

Además, los países miembro podrían "recibir entrenamiento para fines terroristas". Ahora cada país tiene una forma de proceder diferente, y muchas veces hay de hecho un vacío legal por el que muchos de los yihadistas que vuelven a Europa desde Siria, Irak o Libia son interrogados, pero no detenidos. El último elemento que se quiere criminalizar es "proporcionar fondos usados para delitos de terrorismo y delitos relacionados con grupos o actividades terroristas".

Otro de los factores clave tiene que ver con la elaboración, distribución y propaganda, física o en Internet, del terrorismo y el yihadismo. Ocurre lo mismo con países, como la propia Bélgica, que apenas ahora empieza a dotarse de medios para combatir la radicalización 'online'.

Opiniones (0)
24 de junio de 2018 | 10:12
1
ERROR
24 de junio de 2018 | 10:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"