EEUU: más impuestos a cigarrillos, menos bebés mueren

Un estudio vincula el aumento de la carga fiscal al tabaco con la disminución de la mortalidad infantil. En Estados Unidos nacen unos 4 millones de bebés al año.

Mientras más impuestos se apliquen a la venta de cigarrillos, menos bebés mueren, indica un estudio que vincula el aumento de la carga fiscal al tabaco con la disminución de la mortalidad infantil, especialmente entre gente de raza negra.

Si se toma en cuenta que en Estados Unidos nacen unos 4 millones de bebés al año, los resultados dejan entrever que un aumento de un dólar al impuesto sobre el cigarrillo evitaría unas 750 muertes de bebés cada año, según la averiguación.

Fumar durante el embarazo puede derivar en complicaciones, incluidos nacimientos prematuros peligrosos y el síndrome de muerte súbita. Las tasas de adicción al tabaco en Estados Unidos disminuyeron en los años abarcados por el estudio, de 1999 al 2010. La investigación, financiada por los Institutos Nacionales de Salud, fue publicada en internet el martes en la revista Pediatrics.

Los cigarrillos en Estados Unidos son sujetos a impuestos federales y estatales indirectos. El doctor Stephen Patrick de la Universidad Vanderbilt y sus colegas examinaron cómo cambiaban esos impuestos, y los precios de los cigarrillos, en cada estado durante esos 11 años. Al mismo tiempo, analizaron las cifras de mortalidad infantil para cada estado.

Los impuestos a los cigarrillos aumentaron en promedio 84 centavos por cajetilla a 2,37 dólares, cifra ajustada por inflación. La mortalidad por cada 1.000 nacimientos descendió de aproximadamente 7 a 6 muertes en promedio. Entre gente de raza negra, la tasa de mortalidad disminuyó de aproximadamente 14 a 11 por cada 1.000 nacimientos.

Los expertos tomaron en cuenta otros factores que influyen en la mortalidad infantil, como el nivel de ingresos y educación, pero aun así determinaron que los impuestos a los cigarrillos afectaban los resultados.

Casi 11% de las mujeres estadounidenses fuman durante el embarazo, según datos oficiales. En estudios previos se hallaron vínculos entre mayores impuestos a los cigarrillos y menor incidencia de fumar durante el embarazo y mejor salud del recién nacido. Los autores del estudio más reciente sostienen que el suyo es el primero que examina esos impuestos cotejándolos con las tasas de mortalidad infantil.

Aumentar los impuestos al tabaco es una de las estrategias contemplada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades con el fin de hacer que la gente deje de fumar. Un estudio del director de salud pública de Estados Unidos emitido el año pasado advirtió que hacer que dejen de fumar tanto las mujeres embarazadas como las mujeres en edad de reproducción "sigue siendo un factor importante de los esfuerzos para mejorar la salud de la madre y del bebé".

Los expertos sostienen que el incremento en los impuestos podría perjudicar a mujeres embarazadas que fuman y que no dejan el hábito, pues tendrían menos dinero para comprar artículos básicos, una posibilidad que no se menciona en la investigación. Y el estudio carece de información sobre las distintas variables que podrían afectar la mortalidad infantil. Aun así, aseguran que su estudio contiene información que las autoridades deberían tomar en cuenta a fin de reducir la tasa de mortalidad de bebés. 

Opiniones (0)
18 de julio de 2018 | 18:26
1
ERROR
18 de julio de 2018 | 18:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"