Rusia admite que el avión caído en Egipto sufrió un atentado

Una bomba casera derribó un avión de pasajeros de una aerolínea rusa sobre Egipto el mes pasado. Estado Islámico se atribuyó el ataque.

 El funcionario informó al presidente Vladimir Putin que está claro que la caída del avión con la muerte de sus 224 personas a bordo fue un acto terrorista y ofreció una recompensa de 50 millones de dólares por las informaciones que permitan el arresto de los responsables.

El grupo extremista Estado Islámico se atribuyó el ataque y Putin prometió cazar a los culpables. Aviones de guerra rusos atacaron el martes Raqqa, la autoproclamada capital del Estado Islámico en Siria, y otros blancos, dijo el ministro de Defensa a Putin en una sesión informativa más tarde.

La agencia FSB exhortó la cooperación de "las comunidades rusa e internacional para identificar a los terroristas". Especificó que la recompensa se abonará en dólares.

"Según nuestros expertos, un artefacto explosivo casero equivalente a un kilogramo de TNT estalló a bordo, lo que causó que el avión se partiera en el aire y explica por qué el fuselaje se dispersó en un territorio tan vasto. Por eso digo que este fue un acto terrorista", dijo el director de FSB, Alexander Bortnikov.

Agregó que las pruebas revelaron que los explosivos se fabricaron fuera de Rusia.

Todas las personas a bordo, en su mayoría turistas rusos, murieron cuando el Airbus 321-200 de la aerolínea Metrojet cayó en la península del Sinaí el 31 de octubre, unos 23 minutos después de despegar de Sharm el-Sheikh, una ciudad turística en sobre el Mar Rojo. El avión se dirigía a San Petersburgo, de donde era la mayoría de los pasajeros.

Las autoridades egipcias abrieron la investigación sobre una posible falla de seguridad o infiltración de milicianos en el personaje del aeropuerto, dijeron funcionarios de seguridad. La investigación se ha enfocado en los maleteros, sus jefes de seguridad y también en el personal involucrado en los servicios de alimentos para vuelos, según las fuentes, que hablaron con la condición del anonimato debido a lo delicado del caso.

El primer ministro egipcio Sherif Ismail dijo que su gobierno fue informado recién el martes sobre los resultados de la investigación rusa. Después de una reunión del gabinete en Sharm el-Sheikh, Ismail afirmó que Egipto tendrá en cuenta la conclusión rusa sobre la destrucción del avión.

Mientras tanto el ministro egipcio de aviación Hossam Kamal puso dudas sobre la declaración rusa diciendo que la investigación técnica por expertos de Egipto, Rusia, Francia e Irlanda todavía no había llegado a una conclusión.

La confirmación de que una bomba fue colocada en el avión probablemente tendrá un impacto desastroso en la vital industria del turismo egipcia.

Opiniones (0)
25 de mayo de 2018 | 22:15
1
ERROR
25 de mayo de 2018 | 22:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"