EEUU: Invitan a candidatos presidenciales a cenar con indocumentados

El objetivo es que los políticos puedan conocerlos mejor, coincidiendo con el primer aniversario del anuncio de los decretos migratorios de Barack Obama.

Organizaciones pro reforma migratoria han invitado a los precandidatos a las elecciones presidenciales de 2016 a "compartir el pan" con familias de indocumentados que podrían beneficiarse de los decretos migratorios anunciados en noviembre de 2014 por el presidente Barack Obama.

El objetivo de estas cenas es que los políticos puedan conocerlos mejor, coincidiendo con el primer aniversario el próximo 20 de noviembre del anuncio de los decretos migratorios de Obama, informaron hoy las organizaciones.

Los activistas enviaron el pasado 5 de noviembre una carta a los precandidatos con la invitación. De momento, no han recibido respuesta.

"Cualquier candidato presidencial que se siente con una familia inmigrante sin duda descubrirá que el amor que se tienen uno a otro vale cualquier sacrificio que hayan hecho para venir a Estados Unidos para lograr una vida mejor", dijo Sulman Arias, portavoz del Movimiento para una Reforma Migratoria Justa (FIRM, por sus siglas en inglés).

Arias dijo que esperan que con estas cenas entre políticos y familias encabezadas por un inmigrante indocumentado "los candidatos vean que sus políticas tienen efectos reales en las familias".

Las organizaciones America's Voice, United We Dream y FIRM están detrás de esta iniciativa, que sería la primera vez que se realizaría en una campaña electoral presidencial.

Muchas familias tiene un estatus migratorio mixto: algunos de sus miembros son indocumentados, otros tienen visado y otros son ciudadanos estadounidenses o residentes legales. Y muchos temen que alguno de sus miembros sea deportado antes de que entren en vigor las medidas.

Las decretos migratorios, anunciado por Obama hace un año, se encuentran actualmente bloqueados en los juzgados.

El lunes, el Tribunal de Apelaciones del Circuito Quinto, con sede en Nueva Orleans, decidió mantener el bloqueo temporal de los decretos de Obama que había ordenado un juez de Texas, después de que 26 estados, liderados por Texas, pusieran una demanda en los tribunales.

La administración Obama anunció hoy que apelará la decisión ante el Tribunal Supremo, máximo órgano judicial en Estados Unidos, que será el que tenga la última palabra sobre la legalidad o ilegalidad de las medidas.

Ante la falta de una reforma migratoria, Obama anunció en noviembre de 2014 la ampliación del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) para jóvenes indocumentados, del que hasta ahora se han beneficiado 680.000 "soñadores" o "dreamers", como se les conoce en Estados Unidos.

Y anunció la puesta en marcha de la Acción Diferida para Padres de Estadounidenses (DAPA), del que se beneficiarían inmigrantes indocumentados que han vivido en Estados Unidos más de cinco años y son padres de ciudadanos estadounidenses o residentes legales permanentes.

Los casi cinco millones de potenciales beneficiarios de los decretos de Obama obtendrían un permiso de trabajo temporal y la garantía de que no serían deportados durante tres años.

Fuente: Dpa. 

Opiniones (0)
23 de mayo de 2018 | 05:35
1
ERROR
23 de mayo de 2018 | 05:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"