Las armas rusas que podrían destruir EEUU en 30 minutos

El presidente Vladímir Putin aseguró que podría hacerse incluso más rápido, siempre y cuando EEUU atacara primero. ¿Con qué?

 Cuando Vladímir Putin fue consultado sobre si Rusia era capaz de destruir a EE.UU. en media hora, el presidente ruso contestó: "En realidad, sería más rápido…" Entonces, ¿de qué medios dispone Rusia capaces de realizar un ataque de respuesta instantáneo del que no sería posible recuperarse?

"Repentinamente, ha quedado en claro que el mundo unipolar, promovido por Estados Unidos después del colapso de la Unión Soviética en 1991, tiene otra fuerza convincente. Y las elogiadas armas estadounidenses ya no son capaces de resistir la respuesta simétrica de Rusia", escribe el columnista Víctor Sokirko en el portal de la cadena Zvezdá.

Una guerra nuclear incluso solo entre dos países conduciría a un cataclismo mundial impredecible.

Según el experto, en el caso de que EE.UU. decida realizar un ataque nuclear preventivo contra Rusia, no quedará impune, incluso si se destruyen todas las líneas de mando del Ejército ruso: en ese caso empezaría a actuar el sistema Perímetr. Este sistema ruso que garantiza un ataque nuclear de respuesta, conocido en Occidente como 'Dead Hand' (mano muerta), ya provocó preocupaciones en el extranjero hace varios años. Y ahora, "ha sido completamente transformado hasta llegar a ser irreconocible por la inteligencia extranjera".

Sin embargo, según destaco Sokirko, el sistema no podría iniciar sus acciones activas en tiempos de paz debido a ciertos parámetros que lo bloquearían.

El autor del artículo subraya que habla del Perímetr en tiempo pasado porque se conoce solo su propósito anterior, mientras que el actual es secreto. 

"El sistema Perímetr sigue siendo la única arma de represalia asegurada ('Doomsday device') en el mundo, cuya existencia se ha confirmado oficialmente. Y EE.UU. es muy consciente de eso", afirma el columnista.

Por si fuera poco, Sokirko hizo referencia a las últimas armas electrónicas rusas que paralizan por completo el funcionamiento de los componentes electrónicos en misiles, aviones y barcos. "Los sistemas móviles Krasuha-4 y Moskvá-1, que desanimaron a generales de la OTAN, paralizan las armas ofensivas y defensivas de todo tipo", sostuvo.

"Deliberadamente no hablamos en detalle sobre las capacidades técnicas que están a disposición de las Fuerzas de Misiles Estratégicos de Rusia, submarinos nucleares y la aviación estratégica: ¿para qué asustar a los ya asustados? Simplemente constatamos la presencia de algunos armamentos que no tienen análogos en el mundo y que son literalmente capaces de realizar un ataque instantáneo, del que no será posible recuperarse", concluyó de acuerdo con RT. 

Opiniones (0)
23 de junio de 2018 | 22:33
1
ERROR
23 de junio de 2018 | 22:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"