Correa asegura que sostendrá a toda costa la dolarización

El presidente ecuatoriano, a su vez, eliminará subsidios en electricidad a la gran industria y un recorte en compra de combustibles, para mantener el sistema cambiario.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció varias medidas económicas para afrontar el ejercicio fiscal de 2016, como la eliminación de subsidios en electricidad a la gran industria, un recorte en compra de combustibles y ratificó que su gobierno "sostendrá a toda costa la dolarización".

En un discurso por las festividades de la ciudad austral de Cuenca, Correa advirtió que posiblemente los factores "externos" como el bajo precio del barril de crudo y la apreciación del dólar continuarán en 2016, por lo que se trabajará con un presupuesto de más de 29.000 millones de dólares.

Ese rubro contempla la venta a 35 dólares el barril de petróleo, principal producto de exportación de Ecuador.

Correa calculó un ahorro de 1.300 millones de dólares en 2016 en importación de combustibles, debido a que se espera que en los próximos meses entren a operar nuevas centrales eléctricas, cuya energía reemplazará a las gasolinas.

Además señaló un ahorro de otros 150 millones de dólares al quitar subsidios eléctricos a la gran industria, que se suman a 300 millones conseguidos por eliminación de subsidios a ese mismo sector en combustibles.

Correa justificó estas medidas: "Nunca me cansaré de decir que los mayores subsidios del país no han sido para los pobres, han sido para los ricos".

El mandatario ecuatoriano se quejó de que la oposición difunde "trampas ideológicas" como señalar que su gobierno no ahorró fondos con el boyante ingreso del petróleo a 100 dólares el barril durante seis años de sus períodos.

"Jamás lograremos liberarnos inmovilizando nuestro escaso ahorro con fonditos de liquidez para mantenernos miserablemente inestables", acotó.

Comentó que "la dolarización ecuatoriana ha recibido más choques externos que la convertibilidad argentina", pero ratificó que mantendrá el dólar como moneda de curso legal en Ecuador.

Además mencionó otras medidas como la inversión extranjera tecnológica y asumir riesgos calculados.

Resaltó que los choques externos a la economía ecuatoriana son "la tormenta perfecta", pero se mostró confiado de salir adelante, porque han adoptado medidas "muy creativas" y el buen manejo de la economía "ha sido reconocido a nivel mundial".

El país andino vive "una desaceleración económica", como prefiere calificar el gobierno, por la drástica caída del precio del petróleo que mermó sus ingresos y por la alta cotización del dólar en los mercados.

En 2015 el gobierno hizo recortes a su presupuesto de inversiones y gastos, rebajó los sueldos de asambleístas y otros altos cargos y tiene en curso un paquete de salvaguardias a importaciones para evitar la salida de dólares en su economía.

Fuente: Dpa. 

Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 07:17
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 07:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"