Acciones de Volkswagen se desploman por nuevas acusaciones

La Agencia de medio ambiente de Estados Unidos manifestó que el daño es mayor a lo denunciado y los títulos de la empresa cayeron aún más.

Las acciones de Volkswagen se desplomaron hoy tras conocerse nuevas acusaciones de la agencia de medio ambiente de Estados Unidos en el escándalo por la manipulación de motores diésel.

Los títulos del gigante automotor alemán cedieron en horas del mediodía un 3,5 por ciento y presionaron al selectivo bursátil Dax, que cayó un 0,34 por ciento y vio alejarse la meta de los 11.000 puntos, con ahora 10.913,05 enteros, mientras que el índice de la eurozona Eurostoxx 50 perdió un 0,10 por ciento.

La Agencia Medioambiental Estadounidense (EPA) comunicó el lunes que la manipulación de emisiones de gases por parte de Volkswagen (VW) detectada en motores de hasta dos litros también afecta a los motores de mayor volumen.

Según la EPA, en ciertos modelos de las marcas VW, Audi y Porsche de 2014 a 2016 los motores diésel de tres litros exceden los límites de los valores de emisión en hasta nueve veces.

La medida afecta a cerca de 10.000 unidades vendidas en los Estados Unidos desde el lanzamiento de los vehículos en 2014 y a un número desconocido de los modelos más actuales. Volkswagen gana mucho dinero con los todoterrenos deportivos como el Touareg y el Porsche Cayenne.

Las presuntas violaciones presentadas por la agencia estadounidense se suman a las denunciadas el pasado 18 de septiembre, cuando el organismo acusó a VW de incluir un software para omitir el registro de emisión de gases en algunos motores de dos litros de vehículos lanzados al mercado entre 2001 y 2015.

La empresa negó las acusaciones. "Volkswagen subraya que no hay ningún software instalado en los motores V6 diésel de tres litros destinados a manipular los valores de las emisiones de una manera inaceptable", afirmó en Wolfsburgo un portavoz de la compañía.

En concreto, la EPA afirma ahora que "el software instalado en estos vehículos contiene uno o más instrumentos adicionales que la compañía no desveló, describió ni justificó al solicitar la matrícula".

VW, por su parte, admitió la existencia de una "función de software que no fue suficientemente descrita en el proceso de aprobación".

De confirmarse las acusaciones se vería seriamente perjudicada la imagen del actual presidente del grupo, Matthias Müller, quien dirigía hasta ahora la subsidiaria Porsche, ahora también en la mira de las autoridades.

Fuente: Dpa. 

Opiniones (0)
21 de junio de 2018 | 12:09
1
ERROR
21 de junio de 2018 | 12:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"