La manipulación de Volkswagen sería mayor de lo que se creía

La violación de la Ley del Aire Limpio incluye las versiones diésel del VW Touareg 2014, Porsche Cayenne 2015 y la mayoría de los modelos Audi Quatro 2016.

La Agencia Medioambiental Estadounidense (EPA) comunicó hoy que el escándalo de manipulación de emisiones de gases del gigante automotor alemán Volkswagen (VW) también afecta a los motores diésel de tres litros de los automóviles de la compañía.

EPA anunció hoy la sanción de una segunda acta de violación de la Ley del Aire Limpio contra Volkswagen, que incluye las versiones diésel del VW Touareg 2014, Porsche Cayenne 2015 y la mayoría de los modelos Audi Quatro 2016.

"Volkswagen volvió a incumplir sus obligaciones con la ley que protege el aire limpio de todos los norteamericanos", dijo Cynthia García, representante de EPA. "Todas las compañías deberían jugar con las mismas reglas", agregó.

Por su parte, la automotriz alemana negó las acusaciones. "Volkswagen remarca que no hay ningún software instalado en los motores V6 diésel de tres litros destinados a manipular los valores de las emisiones de una manera inaceptable", afirmó en Wolfsburgo un portavoz de la compañía. VW comprometió además su "total cooperación" con la agencia norteamericana a fin de "esclarecer los hechos sin reservas".

Según EPA, en ciertos modelos de las marcas VW, Audi y Porsche de 2014 a 2016 los motores diésel de tres litros exceden los límites de los valores de emisión en hasta nueve veces.

La medida alcanza cerca de 10.000 unidades vendidas en los Estados Unidos desde el inicio del modelo 2014, y un número desconocido de vehículos de 2016.

Las presuntas violaciones presentadas hoy por la agencia estadounidense se suman a las denunciadas el pasado 18 de septiembre, cuando el organismo acusó a VW de incluir un software para omitir el registro de emisión de gases en algunos motores de dos litros de vehículos lanzados al mercado entre 20019 y 2015.

La automotriz alemana reconoció la semana pasada que hasta 11 millones de unidades diésel habían sido equipadas con un software destinado a evadir las pruebas de emisiones de gas, mediante un cambio en la configuración del motor que le permitía detectar cuándo era sometido a pruebas.

VW se prepara para lanzar el próximo enero costosa retirada del mercado de los vehículos afectados, que finalizaría hacia fines de 2016. 

Fuente: DPA

Opiniones (0)
20 de agosto de 2018 | 17:54
1
ERROR
20 de agosto de 2018 | 17:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"