Turquía: Erdogan recupera la mayoría absoluta del Parlamento

Ahora buscará cambiar la Constitución para reforzar el mando presidencial. Fiasco de los kurdos.

El gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) de Turquía recuperó hoy la mayoría absoluta en el Parlamento, informó la agencia de noticias estatal Anadolu tras el recuento de casi la totalidad de los votos emitidos este domingo.

Según las cifras, el AKP, liderado por el presidente Recep Tayyip Erdogan, obtuvo casi el 50 por ciento de los respaldos en unos comicios convocados después de que la agrupación perdiera la mayoría en junio y luego no lograra formar coalición.

"Alabado sea Dios", escribió en su cuenta de Twitter el primer ministro Ahmet Davutoglu, quien además agradeció el voto de los seguidores del AKP desde su ciudad natal, Konya.

"Les debo a ustedes y a mi pueblo las gracias", dijo. "Esta no es nuestra victoria. Es la victoria de nuestro pueblo, es la victoria de Konya, es la victoria de nuestros vecinos, es la victoria de nuestros ciudadanos", aseguró mientras los convocados clamaban "Allahu Akbar" (Dios es grande) y "Turquía está orgullosa de ti".

El AKP, que había perdido la mayoría absoluta en junio y buscaba reimponerse en los comicios de hoy tras fracasar Erdogan en su intento por formar gobierno de coalición, ocupará de este modo 316 de los 550 escaños y podrá finalmente gobernar en solitario.

En segundo lugar se sitúa el Partido Republicano del Pueblo (CHP), de centroizquierda, con aproximadamente el 25 por ciento, seguido por los ultraderechistas de Partido de Acción Nacionalista (MHP), con un 12 por ciento, y luego por la agrupación prokurda Partido Democrático del Pueblo (HDP), que superara, con poco, la barrera del diez por ciento necesaria para ingresar en el Parlamento.

El colíder del HDP, Selahattin Demirtas, aseguró hoy que no se trató de una votación en igualdad de condciones. Su partido, denunció, no pudo hacer más campaña a raíz de los ataques sufridos. "Sólo intentamos proteger a nuestra gente de las masacres", lamentó.

En las elecciones de junio, el AKP perdió por primera vez desde su llegada a poder en 2002 la mayoría absoluta en la cámara, algo que se atribuyó a la entrada del prokurdo HDP en el recinto.

Tras fracasar las conversaciones de coalición, se convocaron nuevos comicios. La oposición acusó entonces a Erdogan de evitar a propósito la formación de gobierno para forzar una nueva cita electoral en la que pudiera recuperar la mayoría para su partido.

La campaña estuvo ensombrecida por atentados y el conflicto entre el gobierno y el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), después de que en julio se diera por roto un alto el fuego entre las partes.

Tras las elecciones de junio, Turquía también fue escenario de atentados atribuidos a la milicia terrorista Estado Islámico. El más grave ocurrió el 10 de octubre en la capital Ankara, donde murieron más de 100 personas durante una manifestación pacifista y prokurda. La fiscalía acusó al EI, que sin embargo no se atribuyó la autoría.

Además, días antes de los comicios, una operación contra medios de comunicación críticos con el gobierno desató preocupación entre activistas defensores de los derechos humanos.

Hoy se desplegaron en todo el paía 385.000 efectivos de la seguridad, con una fuerte presencia en el sureste, de mayoría kurda.

El resultado electoral es observado de cerca por Bruselas, que busca firmar acuerdos de readmisión con Turquía para poner coto al fuerte flujo migratorio que llega a la Unión Europea procedente, en gran parte, de Turquía, uno de los principales países de tránsito de refugiados en su camino hacia el bloque europeo.

Opiniones (0)
17 de agosto de 2018 | 08:57
1
ERROR
17 de agosto de 2018 | 08:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"