Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes de EEUU

Reemplazará a John Boehner, quien renunció a su puesto después de que su liderazgo fuera muy cuestionado por el ala más conservadora de su partido.

El congresista republicano Paul Ryan fue elegido hoy presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos y reemplazará a John Boehner, quien renunció a su puesto después de que su liderazgo fuera muy cuestionado por el ala más conservadora de su partido.

Ryan, que fue candidato a la vicepresidencia en 2012 junto con Mitt Romney, obtuvo 236 votos de los 432 que hay en la cámara, frente a los 184 de la demócrata Nancy Pelosi y a los nueve del republicano Daniel Webster, el candidato del Tea Party. Otros tres candidatos obtuvieron un voto cada uno.

El político de 45 años, congresista por Wisconsin desde enero de 1999, consiguió así superar los 218 votos necesarios para ser elegido presidente de la Cámara baja.

Pelosi, líder de la minoría demócrata, fue la encargada de entregar simbólicamente el mazo del presidente de la Cámara de Representantes a Ryan,

"Esta es la Cámara de Representantes del pueblo. Este es el mazo del pueblo. En nombre del pueblo, es un privilegio para mí entregarle el mazo de presidente de la Cámara de Representantes", dijo Pelosi, quien aseguró que hoy, en la cámara baja "se ha pasado una página y ha empezado un nuevo capítulo".

Ryan, que lleva 16 años en el Congreso, tendrá ante sí el desafío de unificar a un Partido Republicano muy dividido y recuperar el prestigio perdido del Congreso, paralizado por las divisiones partidistas.

"Para mí, la Cámara baja representa lo mejor de Estados Unidos: la oportunidad ilimitada de hacer el bien", dijo Ryan tras estrenar el cargo. "Pero seré franco. La Cámara de Representantes es difuncional. No estamos resolviendo los problemas. Estamos agregando problemas", reconoció el congresista, quien lamentó que cuando los estadounidenses miran a Washington, "todo lo que ven es caos".

Ryan prometió hacer "borrón y cuenta nueva" después de años de luchas partidistas y realizar cambios en la forma en la que trabaja la cámara baja para aprobar más fácilmente legislación y evitar bloqueos.

"Sólo una Cámara de Representantes que funciona puede realmente representar al pueblo", dijo Ryan, que tras su elección como presidente de la Cámara baja se ubica en el segundo lugar en la línea de sucesión del presidente de Estados Unidos, después del vicepresidente.

El presidente Barack Obama telefoneó a Ryan para felicitarle. Según el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, Obama respeta a Ryan a pesar de sus diferencias políticas.

"El presidente confía en poder trabajar con el congresista Ryan y realizar progresos para los estadounidenses", dijo en rueda de prensa Earnest, quien recordó la necesidad de trabajar de manera bipartidista para aprobar leyes.

La comunidad hispana no está satisfecha con la elección de Ryan, ya que el nuevo presidente de la Cámara baja había prometido a los miembros del Tea Party que si apoyaban su candidatura no sometería a voto la reforma migratoria. En el pasado Ryan se había mostrado partidario de una reforma migratoria.

La reforma migratoria, aprobada por el Senado en junio de 2013, murió el año pasado en la Cámara de Representantes, ante la negativa de los republicanos, que tienen mayoría en ambas cámaras, a someterla al voto.

Ante la falta de reforma migratoria, Obama anunció en noviembre de 2014 decretos migratorios. Los decretos se encuentran, sin embargo, bloqueados desde febrero por un juez de Texas.

Los tribunales deberán decidir si, como sostienen los republicanos, el presidente se excedió o no en su poder ejecutivo a la hora de conceder papeles temporales a unos cinco millones de indocumentados de los 11 millones que viven en Estados Unidos.

Fuente: Dpa. 

Opiniones (0)
20 de julio de 2018 | 23:29
1
ERROR
20 de julio de 2018 | 23:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"