Santos: Que ONU verifique eventual alto el fuego con FARC

Según el jefe de Estado, la petición busca "acelerar todo el proceso y poder, ojalá, pasar estas Navidades en paz, sin hostilidades y sin ningún tipo de enfrentamientos.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció hoy que solicitará que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas actúe como verificador de un eventual acuerdo de cese del fuego bilateral con las FARC, el paso previo a una firma de un acuerdo de paz con esa guerrilla.

Durante una declaración desde la Casa de Nariño, su sede de Gobierno, Santos afirmó que se comunicará con los presidentes de los países miembros del Consejo, sus homólogos de Estados Unidos, Francia, Rusia y China, así como con el primer ministro del Reino Unido, "para que den rápidamente el mandato".

Asimismo, el mandatario colombiano dijo que la decisión surgió en una reunión que sostuvo hoy con el jefe de la delegación del gobierno en el proceso de paz con las FARC, Humberto de la Calle; el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo; y la canciller, María Ángela Holguín.

Según el jefe de Estado, la petición busca "acelerar todo el proceso y poder, ojalá, pasar estas Navidades en paz, sin hostilidades y sin ningún tipo de enfrentamientos con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia)".

Santos explicó que ese tipo de mandato se puede solicitar tanto a la Asamblea General de Naciones Unidas como al Consejo de Seguridad, el cual, consideró, "es mucho más práctico y más ágil".

"Por consiguiente me voy a poner en contacto personalmente con los presidentes para pedirles su apoyo para un mandato rápido, y que así podamos hacer todas las gestiones para finiquitar el proceso de negociación sobre el punto del fin del conflicto, lo más pronto posible", indicó Santos.

"No sería una tregua, como algunos dicen, no sería algo temporal. Es lo que habíamos previsto desde el comienzo: que cuando llegáramos al final del conflicto habría un cese al fuego definitivo y es a eso a lo que le estamos apuntando", sostuvo.

Previamente, Santos señaló que para que el eventual alto el fuego bilateral se requiere la concentración de los guerrilleros en zonas definidas para facilitar la verificación.

"Cerrar punto 3, 'Fin del conflicto', implica definir zonas de concentración con verificación internacional y metodología para dejación de armas", escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

"Entre más pronto se acuerde un cese al fuego bilateral y definitivo, será mayor el número de vidas que no se perderán por causa del conflicto armado", dijo el presidente.

"Es simplemente que aceleremos la negociación sobre el punto que se ha denominado Fin del Conflicto, que tiene como uno de los componentes el cese al fuego bilateral", insistió Santos.

Las partes iniciaron el proceso de paz hace casi tres años en Cuba y ya han llegado a acuerdos en puntos como el desarrollo agrario, la participación en política de los guerrilleros que se desmovilicen, lucha conjunta contra el narcotráfico y justicia transicional.

Además, desde hace varios meses discuten en forma simultánea los temas de las víctimas y el fin del conflicto, que comprende aspectos como el alto el fuego y el cese definitivo de hostilidades, lo que compromete a las FARC a dejar prácticas como la extorsión, el reclutamiento o el desplazamiento forzado de personas.

El jefe del equipo negociador del gobierno, Humberto de la Calle, respaldó las declaraciones de Santos y expresó que el cese de hostilidades implica que las FARC dejen las extorsiones y su participación en el narcotráfico.

Santos y el jefe de las FARC, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", se dieron un apretón de manos el 23 de septiembre en La Habana, a instancias del presidente cubano, Raúl Castro, al final de un acto en el cual las partes anunciaron el acuerdo sobre justicia transicional.

Ese día se comprometieron a que el acuerdo final de paz debe firmarse antes del 23 de marzo de 2016 y a que máximo dos meses después las FARC deben dejar las armas.

Sin embargo, el mandatario aclaró que a esa instancia se podrá llegar si las partes acuerdan las zonas donde se concentrarán los guerrilleros, para facilitar el mecanismo de verificación internacional.

Santos dijo el miércoles que la aplicación del cese del fuego podría empezar el 1 de enero, pero ante una sugerencia de uno de los negociadores de las FARC, Rodrigo Granda, alias "Ricardo Téllez", hoy admitió que es factible anticipar la fecha al 16 de diciembre.

El gobierno y las FARC negocian desde noviembre de 2012 en Cuba con el objetivo de acabar con el conflicto armado interno, que deja más de 220.000 muertos, unos 45.000 desaparecidos y al menos cinco millones de desplazados.

Fuente: Dpa. 

Opiniones (0)
22 de agosto de 2018 | 00:52
1
ERROR
22 de agosto de 2018 | 00:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"