Santos ordena aumentar ofensiva contra el ELN tras ataque

El presidente colombiano lo decidió a raíz de un ataque cometido el lunes por esa guerrilla que dejó 12 miembros de la fuerza pública muertos y dos secuestrados.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ordenó hoy a aumentar la ofensiva militar contra el Ejército de Liberación Nacional (ELN) a raíz de un ataque cometido el lunes por esa guerrilla que dejó 12 miembros de la fuerza pública muertos y dos secuestrados.

La orden fue impartida por el mandatario durante un consejo extraordinario de seguridad al que fueron citados el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, y los miembros de las cúpulas de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional.

"En consejo de seguridad sobre orden público y acciones del ELN ordené arreciar la ofensiva contra quienes no tomen el camino de la paz", escribió Santos en Twitter después de la reunión.

El ataque fue cometido contra un grupo de militares y policías que escoltaban en un sector rural del municipio de Güicán, en el departamento de Boyacá (noreste), a una delegación estatal que había trabajado en esa zona en las elecciones regionales celebradas el domingo pasado en todo el país.

Los delegados de la Registraduría Nacional del Estado Civil, entidad que organiza las elecciones, transportaban 130 votos que habían sido depositados en las urnas en un puesto de votación.

Según el comandante del Ejército, general Alberto Mejía, integrantes del ELN salieron al paso de la caravana y mataron a 11 militares y a un policía que escoltaban a los funcionarios y protegían la documentación electoral.

Dos militares fueron declarados como desaparecidos tras el ataque y el ministro Villegas afirmó que, según las investigaciones, fueron secuestrados por los guerrilleros.

"Dos soldados están secuestrados por el ELN, por lo tanto es responsabilidad del ELN la vida e integridad y su regreso a sus hogares", dijo Villegas.

El ministro dijo que durante el consejo de seguridad las Fuerzas Armadas expusieron al jefe de Estado un balance sobre las operaciones ejecutadas este año contra el ELN.

Villegas señaló que las operaciones militares han permitido abatir a 42 miembros del ELN, capturar a 212 y forzar la desmovilización de 113, así como incautar 113 armas largas, entre ellas 17 ametralladoras, y ocho toneladas de explosivos.

El funcionario catalogó el ataque en Güicán como un "acto terrorista" contra la fuerza pública, las autoridades electorales y los habitantes de la región que ejercieron su derecho al voto.

"La instrucción del presidente es mantener la calidad y cantidad de estas operaciones. Nuestra fuerza pública no ahorrará esfuerzos", señaló Villegas.

La Octava División del Ejército Nacional confirmó horas después de la orden impartida por Santos que tres guerrilleros, que serían responsables del ataque, fueron capturados en zona rural de Arauca, departamento vecino de Boyacá y limítrofe con Venezuela.

De acuerdo con el informe militar, uno de los hombres fue herido por el enfrentamiento con las autoridades y está siendo atendido por las tropas.

El ataque es considerado el más grave cometido por el ELN desde 2013, cuando un atentado con explosivos causó la muerte a diez policías en el departamento de Norte de Santander.

Además del ataque en Güicán, el ELN ha sido mencionado como el responsable de hostigamientos en las últimas horas contra bases del Ejército y la Policía Nacional en Norte de Santander y el departamento de Bolívar.

El gobierno ha mantenido contactos con el ELN desde comienzos del año pasado, con el objetivo de entablar un proceso de paz similar al que se cumple desde hace casi tres años en Cuba con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Los dos grupos surgieron en 1964 y han protagonizado varios procesos de paz desde la década de los años 80. Las FARC tienen cerca de 8.000 miembros y el ELN unos 3.000.

Fuente: Dpa.

Opiniones (0)
16 de agosto de 2018 | 13:19
1
ERROR
16 de agosto de 2018 | 13:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"