Morales, de comediante a la presidencia de Guatemala

El desencanto y el cansancio de los guatemaltecos “ante la política tradicional fue probablemente el principal impulsor” para el triunfo del comediante conservador de 46 años.

El desencanto y el cansancio de los guatemaltecos ante la política tradicional fue probablemente el principal impulsor para Jimmy Morales, un conservador comediante de 46 años que se impuso hoy en la segunda vuelta presidencial ante la ex primera dama Sandra Torres.

Y el impulso se dio sobre todo después de una serie de escándalos de corrupción descubiertos en abril por la Fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), que derivaron en la renuncia del presidente Otto Pérez, actualmente procesado y en prisión preventiva.

Antes de esa fecha, el actor ni siquiera era mencionado por las encuestas para la primera vuelta del 6 de septiembre, a la que se presentaron 14 candidatos. "Ni corrupto, ni ladrón", fue su lema de campaña.

Morales, nacido el 18 de marzo de 1969 en una familia de clase media de Ciudad de Guatemala y cuyo nombre completo es James Ernesto Morales Cabrera, es un "outsider" de la política. Nunca fue dirigente estudiantil y tampoco se involucró en ningún proyecto político hasta que en el proceso anterior (2011) se lanzó en busca de una alcaldía.

El candidato del Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación) pasó de un modesto tercer lugar en 2011 en la lucha por la alcaldía del municipio de Mixco, vecino a la capital, a ser hoy, cuatro años después, el octavo presidente electo tras el restablecimiento de la democracia en 1985.

Graduado en administración de empresas y con estudios militares de alto nivel, es más conocido como actor y como productor de cine, televisión y teatro. Sus críticos lo vinculan con la línea militar más conservadora del país, de la cual él se ha apartado.

El programa dominical "Moralejas", donde hacía comedia en el papel de Neto con su hermano Sammy Morales (Nito), estuvo más de 15 años en el aire en televisión.

Su ascenso en pocos meses fue sorpresivo porque la exposición de su imagen durante la campaña fue escasa en comparación con la de otros candidatos, que recurrieron al tradicional gasto millonario en vallas y spots televisivos.

Morales define la ideología de su partido como "nacionalista de centro". Tiene una maestría en altos estudios estratégicos con especialización en Seguridad y Defensa, un curso dirigido a oficiales del Ejército de Guatemala y civiles graduados por el Comando Superior de Educación del Ejército de Guatemala.

"Su ventaja es que se presentó en el momento en que está creciendo el rechazo de la población a los políticos en general", dijo María Falla, coordinadora académica del Instituto Centroamericano de Estudios para la Democracia Social (Demos).

Para la experta, el voto para Morales es un "voto de rechazo a la clase política", pero falta ver quiénes son los que lo respaldan, dijo. El presidente electo ha sido vinculado con una vieja línea "dura" del ejército de Guatemala.

Falla también consideró que falta ver si "realmente tiene propuestas específicas para hacer frente a rezagos estructurales históricos que marcan a la sociedad guatemalteca".

El partido que lo postula surgió de una fusión entre el comité pro formación de partido político Nación y el Frente de Convergencia Nacional (FCN), este último fundado por militares y miembros de la Asociación de Veteranos Militares de Guatemala (Avemilgua).

Los principales planteamientos de su plan de gobierno son salud, educación y desarrollo económico, objetivos para los cuales ofrece redirigir el presupuesto del Estado. También espera fomentar el desarrollo económico a través de la empresa, que daría mejores niveles de tributación y así tener más capacidad de invertir en desarrollo.

Frente a la coyuntura que vive Guatemala, abandera el plan "Cero tolerancia a la corrupción", que se enfocaría en un mayor presupuesto a la fiscalía general y a la Controloría de Cuentas.

Fuente: Patricia Castillo, Dpa. 

Opiniones (0)
21 de julio de 2018 | 03:30
1
ERROR
21 de julio de 2018 | 03:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"