UE: Más controles y albergues para refugiados

Decenas de miles de personas avanzan diariamente por la ruta del oeste de los Balcanes en dirección a Austria y Alemania.

Los líderes de 11 países de la Unión Europea (UE) y de los Balcanes acordaron hoy fortalecer los controles fronterizos y ofrecer mayor cantidad de albergues para los refugiados, para hacer frente al gran flujo que migrantes que llega a la región.

Decenas de miles de personas avanzan diariamente por la ruta del oeste de los Balcanes en dirección a Austria y Alemania. La mayoría proviene de Siria, país sumido en una guerra civil, y llega a la UE a través de Turquía.

Los países que se encuentran en la ruta migratoria han trasladado a los migrantes a las fronteras sin coordinarlo con las naciones vecinas, lo que provocó situaciones de tensión y recriminación.

"La política de trasladar a los refugiados sin informar a un país vecino no es aceptable", indicó un comunicado conjunto de los líderes de Alemania, Albania, Austria, Bulgaria, Croacia, Eslovenia, Hungría, Macedonia, Rumania y Serbia, reunidos este domingo en Bruselas.

La declaración indicó asimismo que ante las circunstancias actuales, los países desalentarían el movimiento de migrantes o refugiados a las fronteras de otros países en la región y prometieron ofrecer mejores refugios.

Con su decisión de erigir vallas en las fronteras con Serbia y Croacia, Hungría logró desplazar la ruta de los refugiados hacia los países vecinos al oeste, como Eslovenia. Otros países de tránsito, como Bulgaria, Rumania y Serbia, también amenazaron ya con cerrar sus fronteras.

En Bruselas se decidió que Eslovenia recibirá en el transcurso de una semana más de 400 policías adicionales para vigilar sus fronteras.

La Unión Europea comenzará a "desintegrarse" si no encuentra una política común para manejar la crisis migratoria, aseguró el primer ministro de Eslovenia, Miro Cerar, poco antes de comenzar la cumbre.

"El futuro de Europa está en juego ahora, y si no hacemos todo lo que podamos para hallar una solución y cumplirla (...), esto será el principio del fin de la UE y de Europa como tal", aseguró Cerar.

Según el jefe de gobierno esloveno, el número de inmigrantes y solicitantes de asilo que están llegando a la pequeña ex república yugoslava -más de 60.000 en los diez últimos días- es "absolutamente insoportable".

De hecho, este domingo se registró la cifra récord de 15.000 personas que llegaron al pequeño país de la UE.

Además, según comunicó el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, la agencia europea de protección de fronteras Frontex vigilará mejor la frontera entre Grecia, Macedonia, Albania y Serbia en una nueva misión.

"Tenemos que garantizar una buena administración de las fronteras", dijo Juncker.

También está previsto que reciba ayuda Grecia, que fue el principal punto de ingreso de los casi 700.000 migrantes que llegaron a la UE por mar este año.

Se "fortalecerá significativamente" el apoyo de Frontex para la toma de huellas digitales y el registro de migrantes, indicó el comunicado de hoy.

Según añadió Juncker, Grecia ampliará en otros 50.000 la cantidad de refugiados que recibirá, con ayuda del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). De ellos, 30.000 serán recibidos antes de fin de año.

Los participantes en el encuentro se comprometieron a ofrecer alojamiento a los migrantes a lo largo de la ruta de los Balcanes, a registrarlos y a nombrar de inmediato una persona de contacto al más alto nivel para intercambiar información.

El canciller austríaco, Werner Faymann, elogió la confianza de la canciller alemana, Angela Merkel, en que la crisis se puede controlar: "Esa postura ayudó mucho en esta situación histórica".

Merkel misma dijo en la reunión que se trata de ofrecer "alivio, alojamiento decente y posibilidades de espera y de descanso a los refugiados" así como de dividir las tareas de los Estados a lo largo de la ruta de los Balcanes.

Sin embargo, la canciller advirtió: "No podemos resolver el problema de los refugiados en general. Para eso es necesario, entre otras cosas, seguir hablando con Turquía".

Turquía no participó en la cumbre. El primer ministro griego, Alexis Tsipras, lamentó la ausencia de "un aliado decisivo" en el encuentro, sin el cual se hace difícil hallar una solución.

Fuente: Dpa. 

Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 07:20
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 07:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"