Nigeria: 27 muertos tras estallar una bomba en una mezquita

Se trata de un ataque suicida perpetrado por un joven de Boko Haram.

 Veintisiete personas murieron y 96 más resultaron heridas a causa de un ataque con bomba en una mezquita provocado por un joven atacante suicida en Yola, una ciudad al noroeste de Nigeria. Antes de amanecer el viernes, otro atacante suicida mató a 15 personas al detonar un artefacto explosivo en una mezquita en la ciudad de Maiduguri, en el noroeste de Nigeria.

Los atentados son los más recientes de una serie de ataques atribuidos al grupo extremista islámico Boko Haram, que ha asesinado de forma indiscriminada a cristianos y a musulmanes a los que acusa de no seguir su versión radical de la ley de la Sharia.

Saad Bello, de la Agencia Nacional de Control de Emergencias hizo un llamado urgente a la gente para que donara sangre para salvar a algunas decenas de personas heridas de gravedad en el ataque de Yola. El ataque sucedió durante una ceremonia llena de funcionarios que inauguraban una nueva mezquita el viernes durante las oraciones vespertinas.

El atentado es el más reciente de una serie de ataques atribuidos al grupo extremista islámico Boko Haram, que ha asesinado de forma indiscriminada a cristianos y a musulmanes a los que acusa de no seguir su versión radical de la ley de la Sharia.

Un combatiente de fuerzas de autodefensa que habló con The Associated Press estaba entre las personas que acudieron para evacuar los cuerpos de las víctimas del ataque en Maiduguri mientras las tropas acordonaban el lugar. Habló bajo condición de anonimato por miedo a represalias.

El testigo dijo que sólo parecía haber un atacante suicida, aunque "todos oímos dos explosiones" en torno a las 5 de la madrugada en una mezquita del barrio de Yidari Polo, en Maiduguri, la mayor ciudad del noroeste y lugar de origen de Boko Haram.

El grupo extremista islámico de Nigeria le declaró su lealtad al grupo Estado islámico y quiere recrear un califato islámico sobre una franja de África occidental que abarca la frontera de Nigeria con los vecinos Chad, Camerún y Níger.

En meses recientes, cientos de personas han muerto a causa de los ataques suicidas con bombas en los cuatro países. El levantamiento que ya lleva seis años ha cobrado la vida de aproximadamente 20.000 personas y ha forzado a evacuar sus hogares a unos 2,3 millones.

Una ofensiva prometida por soldados de un ejército multinacional de Nigeria y sus vecinos se ha retrasado sin explicación durante meses.

El jefe de la policía de Nigeria advirtió esta semana que Boko Haram construye bombas en iPads, laptops y teléfonos celulares, los cuales abandona para que la gente los recoja.

El inspector general Solomon E. Arase emitió la advertencia mientras anunciaba el jueves que cinco sospechosos eran enjuiciados en una alta corte de Abuya en relación con los dos ataques con bomba en la capital de Nigeria del 2 de octubre, donde murieron 15 personas.

Opiniones (0)
26 de mayo de 2018 | 22:39
1
ERROR
26 de mayo de 2018 | 22:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"