Rusia: casi el 90% aprueba los ataques en Siria

Los niveles de aprobación del gobierno de Vladimir Putin alcanzan un récord, pese a la crisis económica que atraviesa el país.

 Un 89,9 por ciento de la población rusa aprueba las políticas llevadas adelante por el gobierno de Vladimir Putin, indica el sondeo publicado hoy en Moscú por el instituto estatal Wziom, que asegura además que el amplio respaldo se debe al compromiso asumido por el país en el conflicto sirio.

Con esta cifra, los niveles de aprobación del gobierno alcanzan un récord, pese a la crisis económica que atraviesa el país.



Moscú, que colabora militarmente con las tropas del régimen de Bashar al Assad en Siria desde septiembre, desmintió hoy además reportes sobre un ataque de fuerzas rusas contra un hospital sirio.



La información es "incorrecta", citó hoy la agencia Interfax a la portavoz de Exteriores rusa Maria Sajarova. "Quiero negar esa información", enfatizó.



Este miércoles grupos activistas opositores sirios reportaron 13 muertos y grandes daños en un hospital de campaña a raíz de un ataque de aviones de combate rusos.



El ataque también fue denunciao por la organización sanitaria sirio-estadounidense SAMS, a cargo del hospital en Sarmin. La entidad informó del ataque en su página de Facebook, pero sin precisar informaciones sobre la nacionalidad de los aviones. Ninguna de las versiones pudo ser contrastada con fuentes independientes.



Este viernes tendrá lugar una reunión en Viena entre el los representantes de Exteriores de Estados Unidos, Rusia, Arabia Saudí y Turquía para tratar la situación en la región.



Rusia respalda por aire al Ejército del régimen sirio desde septiembre, mientras que Estados Unidos participa en los ataques aéreos desde 2014.



Si bien los Ejércitos de ambos países firmaron recientemente un memorando de entendimiento para evitar incidentes en el espacio aéreo sirio, las relaciones son tensas porque varias potencias occidentales no ven con buenos ojos que Moscú apoye al presidente sirio Al Assad.



Acusan a Rusia de estar atacando posiciones de agrupaciones rebeldes moderadas y colaborando con el régimen local a recuperar terreno que se encontraba en manos rebeldes.



Este jueves el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, reforzó esta postura señalando que Bashar al Assad es un obstáculo en los esfuerzos por lograr una salida política a la guerra civil que sufre el país desde 2011.



Sólo hay una cosa que está en el camino, dijo Kerry. "Es una persona llamada Al Assad", añadió durante una visita en Berlín.



Además, observó que en la reunión de este viernes en Viena hará falta tratar "algunos temas específicos" antes de incluir a más países en las conversaciones. Enfatizó además que existe un amplio consenso en que la solución en Siria no puede ser militar y que es necesario reforzar la lucha contra la milicia extremista Estado Islámico (EI). 

Opiniones (0)
25 de mayo de 2018 | 14:19
1
ERROR
25 de mayo de 2018 | 14:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"