EEUU propone ayudas para sacar a Puerto Rico de la crisis

El gobierno de Estados Unidos envió hoy una propuesta al Congreso para ayudar a Puerto Rico a enfrentar su crisis fiscal y económica.

En la iniciativa, incluyó aumento en ayudas, mecanismos de protección ante los acreedores y un organismo para supervisar la disciplina fiscal de la isla.

El documento, que describe la difícil situación de Puerto Rico, fue dado a conocer hoy, en la víspera de que la Comisión de Energía y Recursos Naturales del Senado celebre audiencias sobre la situación que enfrenta la isla y en la que participará un alto oficial del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Puerto Rico arrastra una deuda de 73.000 millones de dólares, que, según reconoció en junio el gobernador Alejandro García Padilla, es "impagable", tras ocho años en recesión económica.

Como introducción al documento se afirma que "el estado libre asociado de Puerto Rico está en medio de una crisis fiscal y económica y sin la acción congresional la situación podría convertirse en una crisis humanitaria".

Se indica además que el gobierno de Puerto Rico tiene una responsabilidad con los 3,5 millones de residentes y que debe tomar acciones adicionales para fortalecer sus finanzas, incluyendo duras reformas, mejor gobernanza fiscal y controles presupuestarios creíbles.

La Casa Blanca propone un plan de cuatro componentes que incluyen proveer a Puerto Rico de las herramientas para manejar su situación fiscal y reestructurar sus deudas de una manera justa y ordenada bajo la supervisión de un tribunal de quiebras de Estados Unidos.

Para ello acoge la petición del gobierno de Puerto Rico de reinstalarles en el Capitulo 9 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, de donde la isla fue excluida sin explicación en 1984.

De todas formas, va mas lejos y propone que esa protección, que en la ley actual solo cubre a municipios y corporaciones públicas, se extienda también a la deuda del gobierno central de Puerto Rico para que pueda ser reestructurada.

Se propone además crear un organismo que supervise que Puerto Rico cumpla con sus compromisos fiscales y económicos y que podría ser designado por el Congreso con participación de todas las partes con intereses en la isla y respetando la autonomía del estado libre asociado.

También atendiendo una petición de Puerto Rico, se propone al Congreso que se corrija la inequidad en la distribución de fondos para salud que padece la isla, y se aumente la cantidad de fondos que se otorgan para estos programas al territorio puertorriqueño.

El cuarto paso recomendado es extender a Puerto Rico mecanismos para promover el empleo, incluyendo un programa que otorga créditos contributivos a los pobres que trabajan y otro que apoya el cuidado a la niñez, ambos con importantes aportaciones de fondos federales.

Al conocer la propuesta, García Padilla agradeció la iniciativa del gobierno estadounidense.

"Reconozco el paso histórico de la administración del presidente (Barack) Obama, que hoy ha presentado un conjunto de medidas que incluye trato justo en Medicaid, acceso al Earned Income Tax Credit para fomentar el empleo de los puertorriqueños y un andamiaje legal para reestructurar nuestra deuda de forma ordenada", indicó el gobernador.

"Estas medidas son una respuesta a los planteamientos que hemos hecho al ejecutivo federal y al Congreso durante tres años y tienen el apoyo de mi administración", aseguró, en declaraciones escritas.

"En cuanto a la propuesta de una Junta de Supervisión federal, corresponde evaluarla con mucho detenimiento para asegurarnos que la misma respete la autonomía de Puerto Rico y cumpla con los principios democráticos de nuestra relación con los Estados Unidos", añadió.

Fuente: Dpa. 

Opiniones (0)
15 de agosto de 2018 | 10:14
1
ERROR
15 de agosto de 2018 | 10:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"