El cura polaco rebelde, expulsado y con prohibiciones

El obispo de Pelpli, Polonia, Ryszard Kasyna suspendió de sacerdocio al cura que declaró su homosexualidad. El sábado había hablado con MDZ.

El obispo de Pelplin (Polonia), Ryszard Kasyna, suspendió del ejercicio del sacerdocio al cura y teólogo Krzysztof Charamsa, expulsado de la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano donde trabajaba al hacer pública su homosexualidad y que tenía una pareja, un catalán de Barcelona.

El obispo de Pelplin ha enviado por correo electrónico una carta, a la que accedió la agencia de noticias Efe, a Charamsa, que también era profesor de Teología en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, en la que le comunica su suspensión por defender postulados contrarios a la doctrina de la Iglesia.

El prelado también prohíbe al sacerdote poder vestir hábito religioso o indumentaria eclesial.

Charamsa declaró a Efe que "en la práctica de la Iglesia no hay ninguna esperanza real de poder presentar recurso ni pedir explicaciones sobre una pena considerada injusta, especialmente cuando no se especifican las razones concretas ni se precisan las causas de dicha pena".

El ahora exsacerdote habló el sábado con MDZ Radio y habló de la "hipocresía" de la Iglesia al no admitir que está nutrida "no solo de personas homosexuales, sino de otros que no ejercen el celibato y que tienen compañeras en la vida". Tildó de "demoníaca" a la homofobia que emerge desde las estructuras jerárquicas del Vaticano, aunque salvó de tal condición al papa Francisco, a quien defendió constantemente.

"Yo estaba siendo testigo de cómo se luchaba contra el Papa, cómo se hacía de todo para que en este Sínodo no se dijera nada nuevo ni se cambiara nada", indicó como motor de su decisión. 

Opiniones (3)
14 de agosto de 2018 | 20:32
4
ERROR
14 de agosto de 2018 | 20:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. A este lo sancionan y Von Wernich sigue dando misa, los curas pederastas de Granada serán investigados (y mientras tanto escondidos o trasladados), a Grassi la iglesia le paga sus abogados, a Barros lo banca el jefe... y la lista sería interminable!! Iglesia hipócrita!! Condena por la sexualidad!! Una vergüenza. En 500 años (siempre tan humildes) deberán pedir perdón.
    3
  2. El que se quiere meter a cura es el Gigoló...
    2
  3. Verdadera hipocresía
    1