El "Chapo" logró evadir un gran operativo de recaptura

El narco más buscado de México se escabulló de una trampa tendida por fuerzas federales en la sierra del noroeste del país.

El narcotraficante más buscado de México, Joaquín "El Chapo" Guzmán, logró evadir del sábado un gran operativo de fuerzas federales en la sierra del noroeste de México para recapturarlo, publicó hoy el diario "Reforma" citando a fuentes federales.

"El Chapo" pudo escabullirse de la persecución de fuerzas especiales de la Marina en la región de Tamazula, entre los estados de Durango y Sinaloa. Lo buscan helicópteros con paracaidistas, aviones no tripulados y efectivos en tierra con controles en carreteras.

Al menos 13 pueblos de la sierra están "sitiados" por fuerzas federales, de acuerdo con medios locales. El líder del cártel de Sinaloa se fugó el 11 de julio por un túnel de una cárcel de máxima seguridad cerca de Ciudad de México.

La región donde se busca ahora al "Chapo" es un bastión del cártel de Sinaloa en un área serrana de difícil acceso conocida como el Triángulo Dorado, en el noroeste del país.

La movilización militar ha provocado el desplazamiento de habitantes de la zona por temor.

Más de 250 pobladores de Tamazula (Durango), incluidos niños, abandonaron su comunidad debido a la intensidad de los operativos y se refugiaron en Cosalá (Sinaloa) en la última semana.

Según el diario "Excélsior", el flujo de desplazados continúa. "La gente está bajando de la sierra y no tiene horario", dijo el alcalde de Cosalá, Samuel Lizárraga.

Algunos llegaron después de caminar varios días y otros en vehículos particulares o con apoyo del organismo de protección a los derechos humanos de Sinaloa.

"El Chapo" fue detenido en febrero de 2014, pero escapó 17 meses después del penal de máxima seguridad de Almoloya, cerca de la capital mexicana, por un túnel de 1.500 metros que hizo construir desde una casa hasta la ducha de su celda.

No fue su primera fuga de película. En 2001 había logrado evadirse de la prisión de Puente Grande, en el estado de Jalisco, escondido en un carrito de lavandería, con la complicidad de funcionarios de la cárcel y custodios.

Aunque las autoridades federales no han comentado el operativo, el gobernador del estado de Sinaloa, Mario López, confirmó esta semana las acciones en marcha.

"Sabemos que hay un objetivo. Es un operativo dirigido por las fuerzas especiales que vienen de la Ciudad de México. Ustedes saben detrás de quién andan y pues, hasta ahorita, no ha habido resultados", dijo.

De acuerdo con "Reforma", desde su fuga Guzmán consiguió escabullirse dos veces de fuerzas especiales de la Marina, que lo detuvo el año pasado en Mazatlán (Sinaloa) y que nuevamente es la encargada de su persecución.

La primera vez que burló los operativos fue el 30 de julio en la ciudad de Los Mochis, en Sinaloa, y la segunda el sábado pasado en Tamazula.

En esa ocasión mediante escuchas de comunicaciones satelitales las fuerzas federales ubicaron a seis "intermediarios" de Guzmán. Estaban en la sierra para llevarle suministros, según las fuentes consultadas por el diario.

Opiniones (0)
21 de julio de 2018 | 03:30
1
ERROR
21 de julio de 2018 | 03:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"